24 August, 2012

Preparativos


VELDEL


Esta “expedicion” promete. Debería abrir una etiqueta exclusiva. Si algo me tranquiliza es que en caso de perder el rumbo y quedar a la deriva hasta quedarnos sin alimentos sería de las ultimas en ser devorada por los más fuertes.¿Por qué? Es la ventaja de enrolarse en una tripulación musculada a base de una estricta dieta hiperproteíca. No comen grasa así que mis michelines esta vez actuarían como un auténtico salvavidas. Grasa? Jamás

Tonterías aparte. el grupo promete ser digno de observación y fuente de anécdotas. Debo presentar a los participantes en la aventura:
El Cachas, fibrado y tatuado de arriba a abajo. Este es mi amigo, un amigo del "pipi-can", hay gente que liga paseando perros, haciendo la compra, de copas...yo hago amigos.  El Cachas es mi único punto en común con el resto del grupo. Es muy independiente, impaciente, obsesivo con el orden ysu dieta, con un punto antisocial pero muy buena persona y amigo de sus amigos. Le gustan rubias, con curvas y, parece ser que bastante tontas, el avisa a todas de que no son novios y pasan semanas enteras sin sexo (creo que hay una fase de la dieta que le anula la lívido), lo que las somete a una gran incertidumbre. Solo come proteínas. Bebe unos 10 cafes al dia y batidos de culturista.
La Rubia de turno. Colombiana, con su consecuente dosis de reina del culebrón. A su favor que es más lista que las anteriores aunque se ha amoldado perfectamente al papel de Rubia y ha perdido cualquier autonomía y poder de decisión. Eso no incapacita su cabezoneria así que, aunque el cachas y yo sabemos que va a ceder la discusión es inevitable. Me tranquiliza saber que se trae a la Amiga como paño de lágrimas. La Rubía parecía algo más natural que las rubias anteriores y me ha desconcertado la gran preocupacion por saber si había toallas o no. Las rubias de gimnasio  siempre tienen toallas de esas que no ocupan nada asi que la obsesión mostrada solo puede ser un tema hormonal. Por supuesto hubiera sido pero que se preocupara por un secador de pelo. Hace dieta pro algo más light.
La Amiga de la rubia. Solo la he visto una vez. Rubia claro. Poligonera fina.  Vestida del Berskha pero con gusto. Callada y pavita. A su favor, que lleva una buena moto, lo que se conoce como un pepino. Algo de intrépida debe tener. Tiene un novio fijo discontinuo que no viene. Ella pidió mayonesa pero no la hemos comprado.
La Petarda. Ahora vengo. Ahora no. Vienen mi hermana. Ahora viene mi novio. Ahora mi hermana y mi novio se han peleado. Ahora vamos.  Ahora nos hemos peleado. Ahora viene mi novio y un amigo. Ahora no vamos. Ahora vamos pero no nos da tiempo a comprar las bebidas que dijimos que llevaríamos. Rubia. 2 horas de entreno diarias en gimnasio. Pecho de silicona. No se le conoce trabajo remunerado ni  fuente de ingresos pero dispone de una buena capacidad adquisitiva. Vive en la zona alta de Barcelona. Fiestera a saco. Vividora. Contactos macarras. Tiene un problema grave de intolerancia alimenticia y solo come algo muy raro que no recuerdo.
El Novio de la Petarda. Nadie lop ha visto, nadie lo conoce. Parece ser que es Braman. Iba a traer bebidas pero no puede por que el pedido llegaría el lunes y zarpamos el sábado. Parce ser que no ha oido hablar de Mercadonas o Carrefoures. No sabemos nada más.
El amigo del novio de la Petarda. Solo sabemos que es cocinero y que le sabía mal apuntarse al grupo por no molestar, cosa que a priori es buena, otra cosa es que suela ser un tio que moleste. No sabemos nada más.
El Capi. A este lo conozco. Campechano. Majete. Bon Vivant. Mujeriego. Movio ficha en su momento pero me enroqué. No tiene  ni idea de como es el grupo. Le gusta el Gazpacho, la caldereta, la cerveza, los mojitos, los calamares a la romana y fuma.
Esadelblog. Con sus kilos de más y su mala leche o su buen rollo según sople el viento. La unica fémina sin mechas y con celulitis en el barco, pero la única que ha leído a Boris Vian. Lleva un bote de Nocilla y una bolsa de ganchitos escondidos en le Petate.
Y esta tripu. se va a meter en un velero para pasar una semana. Viajaremos, dormiremos y comeremos en las reducidas dimensiones de un velero.Unicamente yo he navegado antes en velero (pero no se navegar). La prueba de fuego sera la travesia de Barcelona a Ibiza. La estiba y el reparto de camarotas. El calor del día. Los primeros mareos. La navegación nocturna. Las guardias. Quien baja a hacer la cena. Yo esto no como. Quien hace la tercera guardia. Pongo Musica. Quita esta música.
Alguien ha visto alguna vez una peli de veleros? No somos la tripulación perfecta? Ardo en impaciencia por ver como se desarrolla el tema. La previ. maritima (que no la entiendo muy bien) es marejadilla a marejada, pero no muy lejos hablan de marejadilla fuerte a mar gruesa. Promete. Yo ya he preparado Biodramina y le he pedido a un amigo domador de caballos unos tranquilizantes inyectables.
Y sobretodo, espero impaciente el momento de situarme en proa y saltar (booooombaaaa!!) y zambullirme en ese mar turquesa que me espera.

22 August, 2012

Vuelvo!!!!!!!!!

5320_1196058622177_2418679_n

A mi isla. A esa isla en la que hasta las fotos en blanco y negro son en realidad azules y verdes. De esos tonos que un día tiñeron mi mirada y que mi memoria se empeña en evocar en el momento más inesperado.

Vuelvo y no veo el momento de llegar.

Es el tercer o cuarto post que dedico a la isla. Está muy cerca, 1 hora en avión mas un ratito de ferry aunque esta vez mi travesía será algo más lenta. 20 horas. Para ir saboreando la aproximación. Para sentir minuto a minuto como ese buen rollo se apodera de mi. ¿Exagerada? No. Es solo que esa isla saca mi parte más mística como un porro de buena marihuana o un buen polvo (y aqui se me escapa una sonrisa torcida al  pensar en algún comentario fácil y socarrón que podrían hacer algunas personas que conozco).

Estoy impaciente. Llevo semanas sonriendo con cara de boba cuando alguien me pregunta por mis vacaciones. Y pensando en como lo haré para desplazarme “tierra adentro” para reponer mis pulseras favoritas que se llevó el famoso caco que me robó la plancha. Y pensando en lagartijas verdes. Y en puestas de sol. Y en no olvidarme las gafas y el tubo, que es lo único que no puedo olvidarme. Y en traerme un poco de arena de Ses Illetes. Y en untarme de barro, no por que vaya bien para la piel no nada de eso, Por el puro placer de sentirme yo misma hecha de  barro. Si es que casi me siento hasta capaz de dejar de fumar. Pero entonces ya tendría que quedarme allí para siempre. En una playa cualquiera. Dejar que el pelo me creciera hasta los pies (no ser muy alta –nada alta. agiliza el tema).

Y vuelve mi parte mística o más espiritual. Hoy es un día triste en realidad. Un aniversario fatal. Otro más. Y sin embargo las buenas sensaciones que me lanza ya desde lejos esa islita me da fuerzas para afrontarlo de una manera más serena. Con otra perspectiva. Y en vez de dejar que mi traidor cerebro se empeñe en buscar el lagrimón pesado que abrasa, un día delicado como hoy he podido alejar los recuerdos más dolorosos y se haya contentado con una sensación de nostalgia y ternura y alguna lágrima ligera pero no  por ello menos intensa.

Y yo mismo me sorprendo de que un pedazo de tierra que según dicen, en realidad flota, haya generado el primer post  fresquito que he escrito en los últimos años, y sobretodo, de que haya sido hoy.

5320_1196059182191_8366991_n

 

PS. El corrector me marca “realidad” como incorrecto. Es un indicio. Quizá deberé dedicarme a los sueños una temporada.