14 December, 2009

PAVO DE NAVIDAD 2010-1

Aunque me prometí no volver a escribir en vano, yo solo se escribir en vano y mi especialidad son esas situaciones puñeteras que se dan a veces en la vida. Y si, una de ellas que se ha convertido en un clásiico en este blog, es la Navidad, no la Navidad en si sinó todas esas tradiciones absurdas que se dan. Como dije el año pasado: cuidado con tirarte un pedo en cualquier comida o cena navideña por que a partir de ese momento estarás obligado a repetirlo cada año ya que irremediablemente se convertirá en una jodida tradición más. Pues bien, este año, después de ocho meses en paro he encontrado trabajo. No interpretarlo como una señal de que se ha acabao la crisis por favor, contrato basura, sueldo más bajo que en mi primer trabajo y todas esas cosas que nos pasan a los ¿treintañeros? Pero todo eso da igual (y una porra!), el tema es que me han contratado con ETT y a tiempo de participar en la comida navideña en calidad de "nueva incorporación al equipo". Como positivo, que igual me dan lote (no el lote como pretende el jefe de almacén), como negativo y ahí está la auténtica justificación de este post, es que en esta empresa tienen un Karaoke en el balance. He recibido un mail que me "invita" a pensar en que consistirá mi actuación navideña, es el primero que recibo del Director General al que vi de lejos un día cuando entraba con su coche en el parking. Agradeceré vuestras aportaciones en forma de excusas para evadir dicho acto o, en su defecto, sugerencías para afrontarlo con toda la dignidad que permite un contrato basura a traves de ETT, un sueldo de mileurista con patas de gallo y una voz que se niega a afinar dos notas seguidas. Y para que no se diga que no colaboro con el espíritu navideño, excepcinalmente y sin que sirva de precedente voy a cambiar la bola de cristales de mi blog por unas bolas de navidad. Y no es que este en plan tocabolas. En serio.