27 February, 2008

902

 

telemarketing-services

Una vez resignada a que mi vecino Jazztel se ha mudado, y que sus sustitutos prefieren tocar el piano y cantar ópera (nivelazo) al messenger, me decidí a responder a la primera llamada del teléfono fijo que sonara, ya que ese teléfono solo recibe llamadas de telemarketing, gracias a las bases de datos que vende y revende telefónica, no suelo responder nunca.  Como no podía ser de otra manera, la primera llamada fue de un proveedor de ADSL. Orange. Pués Orange, mientras sea más barato que Timofónica  que más da quien me estafe. 

Después de 2 meses, infinitas llamadas eternas y varias reclamaciones, el otro día  recibi el router con el correspondiente CD y las claves de acceso. Como es lógico con estas compañías, algo falló así que tuve que hacer la inevitable llamada al Servicio Técnico.

Tras superar el encadenamiento de mensajes grabados pulse uno, pulse tres, todos nuestros agentes están ocupados...(5 min) logré hablar con varias personas totalmente robóticas e inoperativas, la primera completó una ficha absurda con datos que yo ya había dictado y confirmado a la maquinita y después de un par de fingidas pruebas (10 min), ante la gravedad del error en mi conexión, me dijo que no me podía ayudar, que me transfería a un técnico de nivel 2 pero que estaban todos ocupados, que volviera a llamar.... Repetí todo el proceso y al final hablé con otra chica que tuvo que completar la ficha que la compañera había dejado incompleta (!!!!!)(10 m in más).  Por fin me pasaron a un técnico del Nivel 2. El técnico del nivel 2 hacía pausas de segundos entre palabra y palabra y se limitaba a preguntarme por los drivers, por mi tarjeta, por mi sistema operativo y bla bla bla, (desde el principio de la llamada estaba claro y comprobado que el error estaba en la clave y/o en el router y no en la linea) . Yo mientras,  de fondo oía a 2 compañeros suyos. Uno se había incorporado el mismo día y el otro lo estaba formando:

"-se trata de dejar a la persona varios minutos al teléfono varias veces para que vaya minutando, pero claro tampoco hay que pasarse por que se puede mosquear y entonces mete queja. El otro día un colega dejó 20 minutos en espera a uno y se fue a fumar un cigarro.  Eso no es. Le pones la musiquita unos minutos, vuelves, le preguntas cualquier chorrada y venga musiquita y así vas haciendo, al final lo tienes 20 minutos igual , pero distraído y menos puteado."

Entonces yo le recordé a Fulanito, (de muy buenos modos) , que ya llevaba 45  putos minutos al puto teléfono, que le dijera a su compañero que hablara un poco más flojito y que hiciera el puto favor de decirme cuál era el puto paso que me faltaba. Fulanito hizo ver que no me oía, pero en 15 segundos pude conectarme a la red.

Colgó sin despedirse. Qué raro.

26 February, 2008

EL DEBATE: MI CONCLUSIÓN

Si no hubiera campaña electoral y los políticos fueran anónimos, habría menos abstención.

22 February, 2008

SUEÑOS

Sus ojos se van cerrando poco a poco. Alrededor, las tiendas abren sus persianas con un gran bostezo. Centenares de personas pasan frente al banco de madera verde donde un bulto acurrucado bajo una manta de color indescriptible, se deja llevar por unas manos desconocidas pero familiares. Esas manos lo arrastran firmemente pero sin brusquedad a otro sueño. Un sueño de adolescente en otro banco. Un banco en una Plaza Mayor de piedra vieja. A una borrachera de vino barato fiesta mayor que acaba en un banco de madera.

La plaza del banco es cuadrada. Dos bancos de madera en cada lado. Cinco de ellos ocupados por bultos acurrucados que sueñan. Dos de ellos, sueños ardientes en la madrugada fría, uno, un simple sueño cotidiano, otro, se retuerce en una pesadilla muda, y el último, el quinto, el del banco más cercano a la fuente, simplemente sueña. Sueñan los cuatro hasta que les despiertan las campanas de la iglesia. El quinto, el que dormía junto a la fuente, se queda atrapado en el sueño, y seguirá soñando hasta bien entrada la tarde de su vida.

El quinto, sueña con caminos y bancos verdes en plazas de ladrillos rojo, en plazas encaladas decenas de veces, en plazas duras y soleadas, en plazas con parterres y en plazas con palomas. Y sueña con él de plaza en plaza, de banco en banco, de sombra en sombra. Y en su sueño, se despierta, se levanta y echa a andar por el mundo buscando plazas y plazoletas y placitas que descubrir. Empezó andando rápido, rápido. Quería llegar enseguida a todas partes. Su vida, aun prácticamente entera ante él no le parecía bastante tiempo para todo su sueño interminable.

Rápido, rápido durmió en muchos bancos de madera pintada de verde en plazas de piedra vieja de su provincia. Plazas cuadradas envueltas de pórticos sombreados bajo regios edificios de dos o tres pisos de balaustradas. En aquellas plazas de piedra clara, solían haber mercados una o dos veces por semana, y le sorprendió la generosidad de los tenderos. Un año apenas le llevó disfrutar del sueño de su provincia y alrededores. Solo una vez, una inoportuna gripe que pedía a gritos las atenciones de mamá, y un bolsillo arruinado, que contaba con la baza de las arcas de papa, le llevaron a casa unos días. Pero su espalda no aceptaba ya el sueño cómodo de una cama. Un banco de madera o un manto de césped municipal eran su única posibilidad de descanso.

Y salió de su provincia a buscar más plazas y a dormir en más bancos no soñados todavía. Y en los bancos, un buen día empezó a soñar puertos y, ya despierto en su sueño, se fue a ver puertos. Cogió berberechos, pescó sardinas y escabechó atunes. Cosió redes y limpió cubiertas y subastó merluzas. Y soñó puentes, una noche mientras dormía entre dos barcas abandonadas en una playa de arena fina.

Cuando despertó del sueño, el sueño lo llevó, despierto, a ver puentes, Cruzó puentes de madera enmohecida que crujían sobre ríos verdes. Caminó sobre arcos de piedra antigua. Atravesó puentes colgantes. Soñó bajo puentes de cemento. Vió puentes colgantes, puentes levadizos, pasarelas de caña y cuerda, y puentes derruídos, Y una noche que dormía bajo un puente feo de ladrillos rojos apenas disimulados por una capa de hiedra, soño con una ciudad, con gente que subía y bajaba las calles. Con coches, con edificios altos, con ruído. Y se fue a una ciudad. Y no le gustó, por que no podía soñar, pero se quedó un rato para ver a la gente. Allí la gente siempre iba a sitios, pero no iba donde soñaba que iba. Iba a trabajar, iba al médico, iba a comprar, iba a la peluquería, iba al colegio, y la gente siempre tenía prisa, pero no para soñar más, sino para no soñar. El solo iba donde soñaba que iba, y cuando llegaba soñaba que iba a otro sitio y se iba.

Y cuando en la ciudad él se echaba a soñar en un banco o un portal, veía que la gente pasaba junto a él sin atreverse a mirarlo. Con la vista clavada en el horizonte oculto tras la cera de enfrente, pretendían que no lo veían. Solo algunos lo miraban de reojo preguntándose si le pasaría algo, si no estaría enfermo o incluso muerto. Seguros de que deberían acercarse y ofrecerle ayuda, seguían su camino sintiéndose culpables, tratando de olvidar ese bulto inmóvil bajo una manta de color indefinido. Otros lo miraban con una mirada de reproche, incluso de odio. Aquellos eran los que como él, soñaron de adolescentes. Soñaron que se iban y vivían sueños, pero al despertar, olvidaron su sueño.

Y él apenado por ellos, por los que no sueñan donde iran ni van donde sueñan, se acurrucó un poco más, y cerró los ojos mientras la mañana despertaba a la ciudad. Pantanos. Pantanos verdes. Pantanos rojos de otoño.

13 February, 2008

Ya estamos otra vez

En mis posts digo muchas mentiras, pero en los de trabajo muy pocas, y las que digo son evidentes. Seguramente al leerlos se puede pensar que sufro de manía persecutoria o que soy la típica escaqueada. No es eso, en serio. Frivolizo, ironizo y deformo las cosas y la gente de la oficina, pero no exagero, es más, creo que muchos episodios quedan suavizados en mi blog.

S7000038[1]

Hace unos meses yo especulaba con hacer el curriculum del Jefe Lerdo y buscarle trabajo, bien pues la semana pasada me encontré en la fotocopiadora una copia del del Gran Jefe, el Maligno y de nuevo jugué con la idea. Aunque en realidad me inquieté, pensé podía ser su forma de decirme "cuídado, leo tu blog" . El curriculum lo vió toda la oficina. Esta semana el Gran Lerdo, mi jefe directo, nos comunicó "off the record" que en la casa matriz se habían enterado de que el Maligno buscaba trabajo ( a mi por un momento se me puso la piel de gallina que realmente hubieran leído mi post y creyeran que había sido yo, que en realidad mucho larala y poco lerele). Según el Maligno le dijo al Lerdo, la casa matriz italiana, que es peor aún que mi oficina, en lugar de despedirlo o darle un toque, le había dado un mensaje tranquilizador y optimista y le habían pedido que se quedara. Ese mensaje nos llegó a nosotros, supongo que con la intención de motivarnos y que no nos vayamos por ahora (sin duda se han dado cuenta de las continuas conexiones al Infojobs y las respuestas al móvil con un "es que ahora no puedo hablar que  estoy trabajando").

Aparte de que el tema es algo rocambolesco y suela a trola, la cosa nos cayó como un jarro de agua fría, tenemos dos porras hecha: una, ya que todo parece indicar que la empresa se va al garete, van 40 euros a que para el mes x estamos en la calle, la otra, ya que aún quedan unos meses, a ver quien aguanta hasta el final y se va indemnizado, o quien no resiste más y se larga el primero, esta es de 5 euros para no meternos más presión.

Ayer, el Lerdo, se lió a gritos con una compañera por que ella le hizo una broma y el lo interpretó como que no estaba motivada. Vamos que estar desmotivado te vuelve bromista, eso lo sabe todo jefe que se precie, y además, la mejor manera de motivar a alguien es a gritos y con puñetazos en la mesa. El, hace un  par de meses, le dijo a ella, bromeando,  que con esa delantera tan espectacular, para la fiesta de Navidad la iba a disfrazar de enfermera cachonda. Eso tambien motiva.

Hoy un compañero no ha podido más y se ha largado. Su situación era insostenible. Por menos de 1.000 putos euros y 26 añitos se tragaba todos los marrones del mundo, le llovían tortas de todas partes y lo peor, el Gran Lerdo lo machacaba con sus gritos de "no vuelvas a decirle eso a un cliente", cuando realmente el chaval co podía decir otra cosa,  atacándolo con la cara desfigurada (ya no se si por las drogas o por la mala leche), sin darle una alternativa, algún apoyo. El Gran Lerdo, el Maligno y un tercero que utilizan de pelele, lo han acorralado de mala manera y lo han presionado hasta que el chaval ha firmado la Baja Voluntaria con fecha de hoy. Supongo que como no ha dado preaviso le descontaran algo del finiquito. Además se han asegurado de humillarlo tratándolo como un criminal que fuera a robar algo, diciéndote cosas como "tu no eres nadie y con 26 años ya tenías que haber aprendido a comer mierda",  búrlandose de él con un "y que vas a hacer ahora, ¿comer garbanzos?", creo que con eso aludían a que un sudamericano como él no va a tener muchas oportunidades.

 

  sincuerda

Se me ha quedado tan mal cuerpo... no es que me sepa demasiado mal por el chaval, que se que en dos días tiene curro y que cuánto antes nos vayamos todos de aquí mejor, pero es el tercer despido "por mis cojones"  en cuatro meses, en una plantilla de (inicialmente) 15 personas, y el oír gritos constantemente, el tener cerca dos personas capaces de despedir tanta energía negativa a la vez que no asumen sus responsabilidades  que constantemente buscan chivos expiatorios para sus marrones...es un gran desgaste. Aunque a mi por el momento me dejan tan en paz que ni me saludan, es muy duro pasar el día en ese puto despacho. No creo que esa nómina de fin de mes nos pague todo esto. Tengo posts escritos que no me he atrevido a colgar, por vergüenza, por miedo a represalias si algún día lo leen, o alguien los reconoce (que lo harían) y, sobretodo por que a mi misma me cuesta creer que son verdad...

Supongo que ahora irán a por una de las chicas, tengo mi candidata a la nominación, no diré nada, no quiero ni de lejos crear mal ambiente (adicional) pero tal como va agonizando la empresa (por mala gestión) ellos van a tratar de ir forzando que la gente se vaya uno a uno para ir ahorrando indemnizaciones al final. Por que ellos creen que pueden salvar el culo. Eso es relativamente legítimo, pero sobretodo con buena educación y unas formas correctas.

En fin, es lo que hay mientras no encuentre un puto curro nuevo. Me lo tomó con calma,  mientras me dejen trabajar a mi bola , de vez en cuando me pueda escaquear con un viajecito, y desahogarme con un blog que quien quiera lo lee y quien no quiera no, voy tirando. De momento ayer me rechazaron de un trabajo ideal para mi únicamente por mi Francés Oral.  Ja ja la chica que me llamó no sabía como decirmelo sin que sonara demasíado mal.

12 February, 2008

BCN

Vivo en una ciudad que se muere de narcisismo. Una ciudad que prostituye sus calles y sus edificios al turismo y a congresos. Ese interés por que el AVE llegue a Sagrera no es más que abrir el camino a un nuevo plan urbanístisco, uno más, que con la excusa de 4 viviendas oficiales abre las puertas a una nueva estafa como fue el Forum.  Mientras en la fachada marítima una obsesión por crear un SkyLine bonito y fotogénico que acaba poco a poco con la memoria real de la ciudad, con la propia ciudad de los ciudadanos, para crear un decorado de película.

DSC06103

 

Supongo que fue esa búsqueda de una identidad artificial y moderno a que necesitaba nuevos símbolos.  La amenaza de desmoronamiento de la Sagrada Familia, la especulación inmobiliaria en la Barcelona y el Born, la conversión del Barrio Chino en el Raval y más especulación, las dudas sobre el origen de Colón...y sobretodo la muerte de Copito de Nieve.

Supongo que fue la necesidad de tener nuevas tomas fotográficas para las postales turísticas, de renovar la imaginería urbana para los vídeos promocionales en inglés.

No se lo que sería, pero, y que me tachen de carca retrógrada,  que sigo sin entender que hace un edificio como este en medio de Barcelona por más bombillitas de colores le pongan en las ventanas, y que nos refiramos a el por su nombre: la Torre Agbar, y no por cualquier otro de los que inevitablemente se le ocurrirían a cualquiera , y que me acusen de mala catalana, pero las campanadas de TV3 en la torrecita son de lo más cutres y no se si ya hay souvenirs o no, pero, y que me envien a al mismísimo Freud, que me da que si los hay se venden en sex-shops y llevan pilas.

torre agbar

11 February, 2008

RON RON RON CON LA BOTELLA DE RON

Siguiendo con mi persecución del glamour y el magnetismo aproveché una fiesta de disfraces para recubrirme de metales preciosos. Primero hice un ensayo con la perra, que a medio camino entre esfinge y Tutankamon fue la estrella del pipicán.  

 

DSC06186

 

Comprobado que el dorado deslumbra,  procedí a vestirmCLEOe yo. Un disfraz biien cargado de  dorado y purpurina dispuesta a deslumbrar en cualquier parte, aunque en un primer momento fuera en un restaurante chino de tercera con un grupo de 15 personas de los que solo conocía a tres y solo yo iba disfrazada. "Dios mío" pensé "no puede ser que me parezca tanto a Bridget Jones". Afortunadamente fue una falsa alarma, y la gente llevaba sus disfraces en una bolsa y poco a poco se los fueron poniendo.

La cosa iba bastante bien, buena música, "buenas " (muchas) copas, buena gente, glamour y un wc decente y sin más de 3 minutos de espera. Sin embargo llegó un momento en que las fotos empezaron a salir borrosas sin motivo aparente, incluso las que no hice yo, la capa se me enredaba entre las piernas aunque yo me estuviera quieta y el suelo parecía moverse. Repasando las fotos desde el principio hay algo que se repite en todas y que podía ser la explicación de esos fenómenos paranormales, un vaso. Ahí parece estar la explicación, alguien debió ponerme algo en la bebida, ron, por ejemplo, que debió hacer reacción con la purpurina o con la magnetita. La solución fue fácil, guardé la cámara, me quité la capa y baile el twist. Pero, en ningún momento  solté el vaso que parecía ejercer un poder oscuro sobre mi.

carnaval4

Al día siguiente, desperté y como solía hacer cuando era una fiestera habitual comprobé mi nivel acústico "uno, dos, uno dos, probando". Como en los buenos tiempos estaba afónica y  habían pasado casi todos los efectos de la purpurina y la magnetita, sin embargo se manifestaban todos los efectos colaterales de aquel combinado diábolico que no se acababa nunca  y si antes había pasado unos días saltando como una rana,  tuve la oportunidad de pasarme un día arrastrándome como una lagartija, es hoy y aún no he recuperado toda la verticalidad.

Me hubiera gustado compartir este post con un escocés teñido,  una brujita de paisano, una Muerte Bonachona, un  hada barbuda, un Maradona, una sirvienta sexy muy peluda, Cesar, varios piratas, un@ Zorr@, un Freddy Mercury, varios hawaianos, zipi y zape, un payaso talla XXXXXL, una especie de zombi vikingo, Indiana JOnes, varios piratas y varios hawaianos sin  Caribe entre otros personajes, pero por un lado soy una egocéntrica y no quiero coprotagonistas (mientras no escriba el dichoso Love Post)  y por otro no tengo su permiso para colgar sus fotos borrosas sin previa censura. Y es una lástima, por que hay algunas que tienen tela.

Claro que si alguno de ellos leyera este post (que no) tambien podrían enriquecerlo con sus comentarios, que creo que olvido algo...ufff que noche...

05 February, 2008

Princesa por un día (malo)

Será la Magnetita pero hoy me levantado sintiendome, 'qué digo! ¡siendo! la mujer más bella del mundo. Ya antes de salir de casa sentía clavadas en mi miradas de deseo.  Así que me he puesto tacones y un vestido escotado de mucho vuelo, que hoy hacía viento y eso queda muy sensual. Hoy he salido a la calle con los pies en el suelo dispuesta a despertar pasiones.

He ido a poner gasolina, que el gasolinero siempre me dice guapa o preciosa. Me he paseado por el andén de la estación y los trabajadores que había porceremonialredcarpet2 allí han respondido tan bien que creo que  el AVE se ha retrasado un par de meses. Me sentía más diva de alfombra roja que la Mónica Cruz en la gala de los Goya (esta chica ha hecho algo más que el panoli en alguna serie?). No podía evitar un contoneo de caderas que, sin duda me iba a provocar agujetas, pero ahí iba yo despertando una oleada, que digo un tsunami de  pasión por allá donde pasaba.

Y entonces, al acercarme a una rejilla de ventilación del metro no he podido0002 evitarlo, sonriendo coqueta a un mensajero guapísimo que hablaba por teléfono sentado en su moto, he querido deleitarle con mi mejor imitación de la gran imitadora de  Marilyn y como quien no quiere la cosa (y sin quitarle el ojo al mensa) me he dirigido a la rejilla de ventilación.

Solo ha hecho falta un paso para que el tacón se me quedara clavado, en ese momento ha pasado un tren y el aire ha elevado la falda por encima de mi cabeza sin la más mínima sensualidad. Tratando de aguantarla más o menos en su en su sitio,  con el tacón encajado en un agujero de la rejilla me he caído hacia atrás, y al apoyar las manos, uno de los trozos  que forman la rejilla se ha hundido hacía dentro y yo he caído con ella. He aterrizado sobre una gruesa capa de colillas, colillas o de muchos plantones, y en la caída he perdido el maldito zapato quedando al descubierto un agujero en la media que mostraba el dedo gordo del pie teñido del verde del forro del zapato.

Y desde ahí, entre colillas y medio descalza, más cerca de ser la Princesa de  las Cloacas que del paseo de las Estrella que me había montado he visto como el mensajero se asomaba desde arriba.

-¿es tuyo?. -y me ha mostrado mi zapato

-si - risita tonta desde las profundidades

El mensa. muy amable me ha ayudado a salir. ¿estás bien?. Si lo hubiera afirmado quizás le hubiera sonreído, pero lo ha preguntado y las preguntas suelen ser la manifestación de una duda.  Hubiera preferido un ¡estás bien! El era guapo el cabrón. Me ha ayudado a sostenerme mientras me ponía el zapato.

-gracias - le he dicho.  - Que guapo es. -He pensado.

-De nada, bueno, encantado encanto- y me ha dado dos besos

ranaY me he convertido en rana.

Así que, ahora,  a saltitos vamos.

 

MORALEJA IMPOSIBLE:

ENTRE COLILLAS NO HAY GLAMOUR

03 February, 2008

La ley de la atracción

capoeira

He oído hablar un par de veces del Poder de la ley de la Atracción. Es uno de los temas estrella de los libros de autoayuda. Atraes lo que deseas, y, eso si, cuídadito con envidiar las cosas en lugar de desearlas que da lugar a resultados insospechados.

La primera vez que me hablaron de ella traté de encontrar ese poder en mi. No existía o, teniendo en cuenta que la atracción debe basarse en los principios físicos del magnetismo quedaba anulada por mi anemia o por alguna variante de la Kriptonita utilizada en la construcción de mi casa. Tratando de recuperar parte de mi magnetismo, que en algún momento ha existido, es decir, en algún momento he sido atractiva, ingerí copiosas cantidades de hierro. Empecé con las típicas pastillas que se toman acompañadas de zumo de naranja pero ante la falta de resultados opté por una alimentación extremadamente rica en hierro y otros metales, básicamente latas de conserva.

Sin lograr ningún éxito, después de algunas lecturas, en especial a Laura Esquivel, en “Como Agua para Chocolate” y “la Ley del Amor”, comprendí que necesitaba aliños adicionales así que comía escuchando a los clásicos del Heavy Metal, en especial Iron Maiden y Metalica. La ley de la atracción seguía sin funcionar. Reforcé la dieta, picoteaba clavos, tuercas y tornillos durante todo el día y lo único que conseguí, aparte de un brutal estreñimiento, fueron graves problemas para cruzar el control de seguridad del aeropuerto. El arco detector de metales pitaba sin parar, cada vez tenía que desnudarme por completo y al final me obligaban a pasar por el escaner del equipaje de mano, que es una sensación muy mala, y además los seguratas del aeropuerto me empezaron a llamar "La Metralla" y ese apodo no me gusta.

Al final he llegado a la conclusión que debe ser una problema de inversión de polos magnéticos, mi polo negativo atrae y mi polo positivo repele, así que llevo unos días de invertida, es decir, (y no nos confundamos que no está el horno para bollos y nunca mejor dicho), que ando con las manos. No se me da mal, el único problema es subir y bajar las escaleras, que como tengo las cervicales algo agarrotadas no giro bien el cuello y me doy unos coscorrones con los escalones que vamos.

En canto a los resultados, todavía es pronto para una valoración pero al menos de momento atraigo las miradas. Es un principio, y además estoy dejando de fumar.