SIN CAUSA EN CASA

14 January, 2016

EL RETO. HM1





Meses después, frente al pelotón de periodistas que la apuntaban con sus micrófonos recordaría aquella tarde en que en un arrebato aceptaría el reto de escribir una mala historia cada semana.

El reto le ofrecía una trayectoria que parecía hecha a medida.  Ella no es que fuera una mujer de principios, pero si que empezaba cosas, cosas que luego no podía o no sabía acabar y que quedaban perdidos en un laberinto de situaciones absurdas, malentendidos y abandonos. Principios de aventuras. Principios de historias, Principios de proyectos laborales. Principios de enamoramiento. Principios de prácticas deportivas varias. Principios de aprendizaje musical. Y así.

Pero entre todo eso, una de las cosas que más le gustaba desde pequeña era empezar historias. Crecían a partir de una frase, de una imagen, de un personaje que existía o no…a veces esos principios prometían, pero luego se enredaban sobre si mismos hasta que todas las opciones quedaban capadas. Otras veces la inspiración no iba mas alla de dos lineas. Pero aquel reto le ofrecía la posibilidad de forzar finales, de asesinar gratuitamente a sus personajes, de resubordinar frases eternas, de utilizar recursos remanidos, de plagiar buenos y malos relatos, de inventar palabras, de escribir compulsivamente. Vamos, el sueño de cualquier escritor mediocre con pretensiones.

Corría el rumor que todo había empezado por un meme de Facebook, ella siempre lo desmintió alegando que el meme era el resultado de incrédulos ultrapositivos cuquilectores de Coello y Bucay que negaban a ultranza la posibilidad del fracaso. Ella había planteado su reto y a partir de ahí habían surgido esas frases que aseguraban que era imposible con un objetivo baboso-motivacional. Aquellos vendedores de humo rosa perfumado la cabreaban de tal manera que por primera vez en su vida se vio dispuesta a acabar algo. ¿Cómo iba a ser imposible escribir 52 relatos malos seguidos? Ella había estado segura desde el primer momento, desde el principio. Solo había que dar un vistazo a su colección de diarios personales. Ella si podía, Y de hecho, si alguna vez había sido capaz de redactar un párrafo ameno o interesante, las horas de sofá y telebasura oportunamente habían abortado cualquier intento de ir más allá.

Asi desde el momento que empezó el reto su compromiso fue máximo y semana tras semana colgó en su anodino blog una nueva historia, cada vez más mala, cada vez más incoherente, cada vez con un vocabulario más pobre, con argumentos cada vez más inverosímiles y personajes más planos. Su blog se lleno de comentarios de friquis, de trols y de spam en varios idiomas. Pero ella no se sentía presionada, las malas historias eran su baza, y la última semana del año publicó su Gran Mala Historia Maestra. Era mala de verdad, pésima, la aberración última. Y se hizo viral.
Empezaron a correr artículos con títulos como “no creerás lo que fue capaz de hacer esta escritora”, “las 52 historias que no deberías leer”. Y empezó la discusión. Ella atribuía su éxito en el reto a su falta de talento, a su gran fracaso como escritora, sin embargo sus detractores le negaban el triunfo. Lo suyo era un fracaso, un reto no cumplido y le atribuían una serie de virtudes que le producían alergia, a saber: creatividad, perseverancia, innovación, motivación, disciplina…Sus defensores en cambio atribuían su triunfo en el reto al descuido, a las prisas, a la falta de documentación, a la mediocridad, a la pereza…

Y al final, tras meses de idas y venidas en las redes, de negociar con patrocinadores que le proponían nuevos retos “cada día una foto en la que salgas mas fea” “cada día una canción desafinada” dio una rueda de prensa a la que acudieron periodista de la prensa amarilla, de los suplementos culturales, de los medios digitales, de las hojas dominicales de las parroquias…y cuando los tenía a todos delante , impacientes por saber que diría, leanto la mirada y dijo “Hasta la vista baby”, y se fue con el peor final que se le ocurrió  arrancando un gran aplauso.

tiempo malgastado 45 min 
51 malas historias esperan ser escritas

23 January, 2014

OPERA EN EL METRO


L’home que cantava ópera al metro

Siempre en la estación de Paseo de Gracia, siempre en el andén de enfrente. Cantaba ópera ajeno a los transeúntes. Un señor mayor bien vestido y con un porte elegante que se iba agarrotando con la edad. No pedía dinero. No pedía aplausos. No parecía pedir atención. Simplemente parecía ser parte de la escena. Coincidí con el muchas veces a lo largo de los años, siempre al volver a casa desde el trabajo.

Era uno de esos personajes que despiertan simpatía, y, sobretodo, muchas preguntas. Cómo fue su vida hasta llegar a cantar en el metro. Quizá habías sido cantante de éxito o un eterno aspirante a una plaza en el Liceo. O un simple aficionado decidido. Y te preguntabas si su familia, seguramente de buena posición, veía con buenos ojos sus actuaciones en el metro.Y cuando ya hacía unos años que lo veías, te preguntabas cuantos años llevaba bajando las escaleras hasta la profundidad de Barcelona para cantar. Y por que en Paseo de Gracia, ¿por una acústica especial o por que le parecía que el glamour de la avenida en la superficie encima de él era más propicia a la ópera que cualquier otra calle'? ¿O simplemente por que vivía cerca? Y sobretodo, yo me preguntaba por el primer día, el primer día que se situó en el andén y improviso un aria. ¿Como se sentía al llegar, como se sintió cantando y como se sintió de vuelta a casa? 

Pero nunca hablé con él. Siempre estaba en el andén de enfrente y yo tenía demasiadas ganas por alejarme del despacho como para subir y bajar escaleras y atravesar pasillos abarrotados de gente con prisas y turistas despistados para hablar con un loco que cantaba ópera en el metro. Aunque me pareciera simpático e interesante. Los días malos de trabajo, al verlo allí tan entregado a su pasión, no podías evitar mirarlo y escucharlo con más atención que otros días. Aquel hombre era perseverante en su pasión, y eso es algo muy digno sea cuál sea el resultado.

Hoy he leído vía Facebook un artículo hablando de él, ha fallecido, y he encontrado un video acerca de él. Hay trozos en catalán, pero creo que se entiende. Curioso que el señor empezó cantando en el Parc de la Ciutadella y se traslado al metro tras encontrar un cadáver en el parque. Seguramente leí aerca del cadáver en la prensa (en papel, claro) pero seguro que no mencionaban que lo había encontrado un señor que pasaba por allí cantando un aria. 

Parecía muy mayor, ya en esa edad en que la muerte no es una tragedia aunque produzca tristeza, pero es de esas personas que deja un buen recuerdo aun sin haberlo conocido, y estoy segura de que hizo que mucha gente reflexionara acerca de su vida y pusiera más empeño en lo que realmente le gustaba.

21 January, 2014

Dejando de fumar…es fácil (dicen)


9009558-detenido-en-esposas-sosteniendo-un-cigarrillo-de-fumar
Y lo dejé durante un mes y pico y volví a caer. Y lo gracioso es que no acabo de aceptar que vuelvo a fumar, y fumo a escondidas. Y eso que vivo sola. Me escondo en el baño, y para no salir apestando a humo me he comprado un traje de neopreno de segunda mano solo para fumar, y en la cabeza me pongo un gorro de ducha. Justo tras la ultima calada me cepillo los dientes hasta que me sangran las encías,  me como un chicle de menta y enciendo una barrita de incienso. No compro tabaco en los sitios habituales para que no me vea nadie. No fumo por la calle…Pero en realidad no fumo del todo, a ver, hace dos meses que no fumo durante cuatro días y fumo (a escondidas) los tres siguientes. Un sin vivir, cuatro días luchando contra las ganas de fumar y el cuarto día, cuando ya ha pasado la peor, coincide que hay un estanco ante mi en uno de esos minutos malos y zas, ahí me tienes, con las gafas de sol y la capucha puesta susurrando “un Lucky” con la cabeza gachay a partir de ahí tres días, dos paquetes sintiéndome culpable por fumar, por haber roto mi compromiso y por echar por la borda el esfuerzo.
Hay un minuto de condescendencia, de autoindulgencia, de debilidad que puede con todo, y es contra ese minuto contra el que lucho. Es solo un minuto el que me lleva del No fumo al Fumo. Al principio ese minuto solo se daba con algún amigo fumador y volvía a el viejo “¿me das un cigarro?”, y ese minuto se convertía en dos, tres a lo sumo, se consumía el cigarrillo y seguía sin fumar. Pero mi cerebro ha entendido que solo necesita un minuto para tumbar mi fuerza de voluntad y que puede ir más allá de un cigarrillo. Si entro a un estanco salgo con 20 y lo más fácil es que cuando se acaben compre 20 más.
Y ahora me es más difícil luchar contra esos Minutos. Contra ese Click. Y me cabrea, por que me sentí muy bien esas semanas sin fumar, no noté cambios físicos, aunque varias personas mencionaron mi buena cara, una mejora en la piel. Me sentí bien por que me sentí LIBRE. Y me cabrea por que vi que podía dejar de fumar con facilidad pero ahora se que puedo volver a caer con más facilidad aún. Y si dejar de fumar tiene un inconveniente, es el de engordarse, y ahí mi cuerpo parece que SI ha entendido que he dejado de fumar.
Pero sigo decidida. Así que he vuelto a sacar el polvo del libro de Allen Carr. Lo leí en el 2003, esperanzada apunté la fecha. Lo leí de tirón. Fumando. Me gustó. Está muy bien escrito y razona cosas que yo intuitivamente sabía pero nunca me había molestado en verbalizar. Leí el libro y lo recomendé a amigos. Algunos dejaron de fumar con él. Yo no. Mi argumento fue que yo era lectora compulsiva (en el 2003 todavía no había caído en las garras de la telebasura) y que no era tan fácil que un libro, uno más, cambiara mis hábitos. De hecho mi brillante argumento era “me encantó American Psycho y eso no me convirtió en psicópata, si leyeras más, no hubieras dejado de fumar”. 11 años después, decidida a dejar de fumar y lectora ocasional más influenciable por las lecturas escasas he retomado el libro. Siempre será mejor un libro que un parche, unos ansiolíticos, una hipnosis o unas agujas.
Y lo leo para reforzar lo que ya se y para volver a marcar una casilla de salida. Por que es algo que quiero hacer y no tengo por que no hacerlo. Y como veo que al blog llegan unas cuantas personas con búsquedas como “dejar de fumar” y cosas por el estilo, copio una de las reflexiones del libro que me parecen más acertadas.
“lo más trágico del fumar es que la sensación de disfrute que el fumador recibe del cigarrillo no es ni más ni menos que el placer de intentar volver al estado de paz, tranquilidad y confianza en el que vivía su cuerpo antes de engancharse. “
Allen Carr. Dejar de fumar es fácil si sabes cómo.
Y enciendo un cigarrillo. Uno de los últimos.
fumar3

20 January, 2014

¿Has probado a limpiarte el culo con un Iphone? O del conflicto entre la prensa escrita y la .com

 

rollos-de-papel-higienico

 

Los que me conocen  de tiempo, sabrán que de todos mis hábitos sanos o dañinos, uno que me cuesta erradicar es del tomarme el café de la mañana en un bar. Ningún cambio de trabajo o de horario ha logrado anularlo, aunque me ha llevado  a tomar mi café a sitios tan dispares como estaciones de tren, el Paseo de Gracia, un área de servicio en la A18, un chiringuito madrugador (ahhh! ¡nada como vivir en la playa!), una panadería debajo de casa (allí entre café y café me salió  un novio), el paraíso del glamour poligonero: el Bar El Currante (aquellas sillas roñosas y mesas de fornica blancas…). En fin, los sitios donde he tomado el café marcan las etapas de mi vida, al menos de la laboral,( la sentimental casi la marcan más los sitios donde me he tomado los cubatas).

Y no es solo el café, también  han contado los donuts (hasta que los plastificaron), los croissanes, y sobretodo la prensa. Por que aunque yo sea una apasionada de la telebasura, tengo mi parte curiosa que necesita leer el horóscopo, el tiempo y la programación de la tele a diario.

Pues de ahí viene el título del post. Ahora tomo el café debajo de casa, en un bar de menús de guerrilla. Un bar sin demasiada sofisticación con un comedor para curritos y uno para los de traje. A el acuden los trabajadores de un polígono cercano que lucha por no convertirse en un polígono fantasma, aunque los carteles de VENTA O ALQUILER cada vez son más y están más descoloridos por el sol. El bar tiene casi 40 años, el dueño, de mi edad, y al que conozco hace mil años, es la segunda generación. Cuando tomo el relevó de su padre cerraba a las 11 de la noche entre semana y los fines de semana hasta las 3 de la tarde. Ahora, cierra a las 4.30. Tan pronto como se recoge después de la comida. Hay menos fábricas, y aunque  en el  barrio vivimos más gente,tantas horas para poner un par de cervezas no compensa. Y en ese continuo plan de ajustes como el que llevan tantos negocios, ha decidido que prescinde de la prensa. Sus argumentos son: “que las noticias son siempre la misma mierda y que cada uno las puede leer en su móvil, al minuto y sin talar árboles”. Son unos argumentos irrefutables pero por más que lo intento, no consigo decantarme por la lectura en pantalla.

Las pantallas (fuera del horario laboral) me distraen, no consigo concentrarme en nada. Me falta el tener la página cogida a punto de pasarla. Me falta el orden por secciones del periódico. Me sobra la publicidad, las miles de ventanas.  Me molesta el es gratis pero no. Me cabrea leer noticias mas redactadas, no corregidas, no contrastadas pero que se tienen que colgar ya! Y leo prensa en Internet varias veces al día. De hecho soy adicta al móvil  y todo lo que él conlleva (que paradójicamente no es hablar por teléfono).

Pero la prensa en soporte papel, tiene unas funciones que van más allá de informar y a veces, entretener. Yo recuerdo atravesar un suelo fregado saltando de Opinión a Internacional y de ahí a Deportes sin dejar huella en el suelo fregado. Ahora pisamos indiferentes, sin respetar la tarea del que ha limpiado. Y es fundamental cuando pintas. A mi se me olvidó poner el especial Gürtel en el suelo el día que pinté un trozo de pared con pintura de pizarra negra, y ahí en el suelo han quedado unas gotas inalterables. Y el que ha tenido cachorros en casa, sabe que no hay otra forma de enseñar al perrito donde tiene que hacer pipi que la de ponerle la sección de política nacional cada vez más cerca de la puerta. Y todo el mundo sabe que solo se resuelven crucigramas a tachones en un periódico como Dios manda. Y sobretodo, todo el mundo sabe, que en caso de quedarte sin papel de wáter y que todos los pakis de la ciudad estén en cuarentena por gripe aviar, es mucho más efectivo un  periódico de papel que uno de formato electrónico. Y eso no lo discute nadie.

 

papel-higienico-arte-02

 

(Y la gente que sabe que tengo un blog pero no sabe cuál es, me preguntan por que no lo menciono en el CV. A algunos, les cambiaría el concepto que tienen de mi).

PD.Dicen que solo escribiendo llega la inspiración y a mi solo me dan apretones.

15 January, 2014

SESION PRIVADA- LA VIDA SECRETA DE WALTER MITTY


TO SEE THE WORLD,
THINGS DANGEROUS TO COME TO,
TO SEE BEHIND WALLS,
TO DRAW CLOSER,
TO FIND EACH OTHER AND TO FEEL.

THAT IS THE PURPOSE OF LIFE.
Ayer fui al cine. Eso es casi un acontecimiento. En los últimos 6-7 años he ido más veces a Baleares que al cine, dicho así puede parecer pedante, pero teniendo en cuenta que he ido 2 veces a Menorca y una a Ibiza, queda claro que he ido al cine menos de tres veces. Una. Ayer. Y fue toda una experiencia. No, no es que fuera a una sala 3-D (mi ojo vago no me lo permite), es que asistí a un pase privado de La Vida Secreta de Walter Mitty. La peli. la dirige y la protagoniza Ben Stiller. No soy especialmente fan suyo como actor, pero en esta peli. realmente está fantástico. La peli es un cuento, una serie de aventuras encadenadas por toda una serie de casualidades absurdas pero previsibles, previsibles pero absurdas, no se. Creíbles en modo cuento, increíbles en modo guión. Transiciones sin transición. La música muy acertada. Si te metes en la peli. y te dejas llevar por las emociones con las que juega, abres los ojos, los cierras, frunces el ceño, lo miras con pena, lo matarías por torpe, por cobarde, lo abrazarías por débil, te ríes, sonríes…En fin los cinéfilos tendrán opiniones más críticas, pero a mi, como cuentista la peli. me enganchó desde el minuto uno.


La moraleja, de nada sirve soñar y no perseguir los sueños. Y aquí es donde a mi personalmente me resuena la peli.

Y bueno la peli., además va haciendo referencias a otras pelis, genial la parodía de Benjamin Button, y trata temas como el conflicto papel-pantalla, los perfiles de las redes sociales, la deshumanizacion de la empresa… sin gran profundidad, sin debate, lo obvio. Pero lo hace con gracia, con un tono amable y divertido que se traga bien. Dejo para los expertos comentar  el reparto, los efectos, la realización…a mi me gustó todo.

Y la situación. Un cine de pueblo. Desierto. Hoy la sesión es un euro mas barata, así que cuando ayer llegamos a la taquilla nos dijeron que no sabían si la pondrían. No había nadie más y faltaban dos minutos para el inicio de la sesión. Nadie. Nosotros éramos tres. Una llamada de la chica de la taquilla y una sonrisa. “Os la ponen. La otra sala acaba un poquito antes así que podemos esperarnos. ¿os hago palomitas?”. Entramos a la sala desierta. Éramos tres y un cine vacío y ¡hubo que discutir donde nos sentábamos! A veces, tener demasiadas opciones complican la vida. Escoger a veces no es fácil. La sala decadente. Tapicerías roídas y una alfombra de palomitas pisoteadas. Acabó la peli. La chica entró a buscarnos, con el abrigo puesto, “os espero aquí, salir cuando queraís (se refería a los créditos)”. Nos acompañó al ascensor. Le agradecimos su amabilidad. Mis acompañantes me acompañaron al parking, desierto pero muy iluminado. Mi coche solo en el centro parecía un coche olvidado.La escena era de thiller. Mis acompañantes, un mosso de escuadra y un abogado. Toda la situación tenía un punto de irrealidad. Tenía algo de “exclusivo”, de “íntimo”, de “preparado”. No es fácil hacerme ir al cine un martes y menos si tengo que conducir un ratito, solo algunos novios intrépidos quinceañeros lo consiguieron cuando tenía novios intrépidos quinceañeros (claro que entonces  no conducía, y los cines no eran multisalas en polígonos industriales tomados por pandilleros chungos los findes). En fin, ayudó que un par de personas me hayan enviado mensajes o me hayan etiquetado en el Facebook con un “esadelblog, ésta peli., tú, tienes que verla”.

Y la peli te repite ese lema que te desvela “the purpose of life”, ni más ni menos.  Motivador, en catalán diríamos “engrescador”, me parece más acertado, pero no se como traducirlo. Y lo repiten unas cuantas veces hasta que sales del cine dispuesto a viajar a Copenhague en piragua y embarcarte en el primer carguero con destino a Groenlandia.

Y da tan buen rollo que alguien se acuerde de ti cuando sabe que algo te va a buscar. Que sepa que tienes que buscar el negativo 25, no resignarte a que lo has perdido. O que igual no se trata de hacer la foto, sinó de vivir el momento con intensidad. 

Nos vemos en Groenlandia. O en Bora Bora, claro.

31 December, 2013

Queridos, como cada año y pese a lo poco navideña que soy, paso por aquí para desearos un Feliz Año Nuevo en el que espero que amanezcais con una resaca digna. Es un placer leeros y saber que os vais pasando por aqui.

Por mi parte, mi última ausencia del blog...es que...volví a fumar...y mi última entrada era tan arrogante...En fin, llevaba un mes, con alguna trampiulla pero orgullosisima, fui a IKEA a redecorar mi vida y me encontré al prota de mi viejo Love Post Project en el pasillo 4. Lo subi al carrito, me cargó los paquetes en el coche y me lo traje a casa. Si. Como un anuncio de IKEA. Unas cervecitas y ...volví a fumar. Se fue y seguí fumando.

Se me juntaron los dos posts eternos, el Love Post Project y el Dejar de Fumar, y ni lo uno no lo otro. Así que como ya estabamos en la recta final, pues un día por otro llego al 31 con la lista de buenos propósitos hecha, y esta vez como depositada ante notario. Hoy  fumaré y beberé como una cosaca y mañana volvemos.

He dejado de hacer lista de malos propósitos, que esos si que fastidia no cumplirlos.

Feliz Año Nuevo a todos.

08 October, 2013

SIENTO DECEPCIONAROS- una semana sin fumar sin dramas

 

1376409_10201914638008140_164620950_n

 

Pues si,  llevo una semana sin fumar y no ha sido tan dramático. Llevaba más de 20 años fumando más o menos un paquete al día, empecé fumando Ducados pero en Suecia me pase al rubio por motivos obvios. Fumaba en casa, en el coche, en la playa y paseando a la perra.  Únicamente no fumaba en los sitios prohibidos )desde que lo prohibieron, antes si). Estoy en paro así que son muchas las horas muertas que tengo ante la tele, al teclado, en el parque con la perra…No he tomado pastillas ni chicles no me he forrado con parches de nicotina.

Con todo eso, mi fama de borde y el mal rollito que llevo últimamente, cuando colgué en facebook la foto de mi ultimo cigarro (si no pasa por facebook, no pasa) mis queridos amigos empezaron a apostar cuantas horas tardaba en fumarme otro, o a quien asesinaría antes.

Sin embargo, ahora que llevo una semana sin fumar me sorprende ver que no ha sido tan difícil, se que es pronto para cantar victoria, pero realmente me daba pánico dejar de fumar y ahora veo que podía haberlo hecho antes, han habido momentos duros en los que el deseo de dar una calada parecía insoportable, y tengo los labios hechos polvo de comer pipas (creo que ya he dicho antes en este blog que odia las pipas y sobretodo oír que alguien come pipas), me duelen las mandíbulas de mascar chicle, tengo agujetas de haber salido a correr, por la noche me despierto cada dos horas, he tenido que lavar toda mi ropa ya que hasta la limpia me olía a tabaco…

Es verdad que he hecho un poco de trampa, le di unas caladas a un peta en el parque con los perros (suena tan adolescente…) y ayer me fume un cigarro tras mi pastel de cumpleaños, pero ni me han hecho recaer ni me han hecho sentir culpable.

Y me siento bien, por que es verdad que he subido mejor las cuestas, y mi casa no huele a humo, y no tengo que llevar siempre el tabaco encima, y cada día meto 4.50 euritos en una hucha.

Pienso en la semana que he pasado dedicada a dejar de fumar, y en serio, no me parece que haya sido tan complicado, leyendo foros y escuchando a ex-fumadores, ¡me daba pánico! Yo tengo que confesar que muchos días lo primero que hacía era encender un cigarrillo y que eso me parecía sucio, sórdido y decadente, propio de Leaving las Vegas o Trainspotting. Era un secreto, me avergonzaba esa dependencia. Con esto quiero decir que yo era fumadora fumadora, no social ni blablabla, un nivel de adicción importante.

Si alguien lee esto con un cigarrillo en la mano (ajjj puntada de mono al imaginar esa calada y esa columna de humo…), el mensaje es “joder pero si no está siendo tan difícil” y que conste que todavía puedo recaer, pero la primera semana se supone que es la más difícil.

Mi siguiente reto es mantener controlado el síndrome de abstinencia y sintomas añadidos durante la semana de hormonas encabronadas.

03 October, 2013

tercer dia sin fumar

 

tres dias sin fumar. Ahora mismo podría matar por una calada pero no tengo intención de rendirme.

No se exactamente  por que he escogido este momento. Supongo que ayuda no tener trabajo y no tener que recurrir a la pausa del cigarrillo para estirar las piernas y escapar de la constante vigilancia de la jefa (ah, mi última jefa, le debo un post!!). Puede que influya que 4,50€ als día son más de 1.500 al año, el precio de un billete al paraiso y un gasto inasumible en paro. Puede que influya que se acerca mi cumple y que pasaron los 30, los 35, los 38, los 40 y de dejar de fumar nada. Puede que influya que me guste un chico sano, quiza hasta lo obsesivo. Puede que influya que soy incapaz de subir una cuestecita sin ahogarme. Puede que influyan los “tieta no fumis que et morirás” de mi sobrina (ni un abuelo vivo).

En fin sea lo que sea aquí estoy reprimiendo unas ganas de fumar locas.

30 September, 2013

DE COMPROMISOS Y SUEÑOS

 

DREAMS

Este blog empezó sin causa, en casa, una tarde de aburrimiento. Sin causa se decantó poco a  poco hacía un punto de vista frívolo e irónico de la vida (de mi vida muchas veces) salpicado  de pequeños cabreos, pero siempre con una sonrisa detrás. Pero con los años ha ido tomando un carácter más íntimo y más pesado, de desahogo,  leo algunos de los posts de los últimos años y percibo ese tono que se ha apoderado de mi. Una alternancia de posts que escribí en momentos en los que me superaban las circunstancias y otros en los que trato de levantar cabeza, de mirar a lo lejos y ver futuro.

Así andamos. Ahora sin trabajo y con un sueño que se empeña en cumplirse. Un sueño caprichoso, si, hedonista, sí, egoísta, sí, pero un sueño. Por una vez las casualidades se empeñan en acercarme un sueño que parecía lejano y parece que no me lo creo. Que no creo que es posible cumplir un sueño. O peor, que hay algo malo en ello.

Y tras un mes en paro de intensa actividad emocional, incluimos posibles trabajos atractivos (no buenos, atractivos), cena romántica en un barco, conversaciones interesantes, nuevas personas, un sueño sugerente que toma forma…y sigo en el sofá y recurro al blog con una frase en la cabeza “miedo al compromiso”.

Todos lo hemos escuchado o lo hemos dicho alguna vez “me da miedo el compromiso” “tiene miedo al compromiso”. Normalmente se refiere a uno de los miembro de una pareja. Siempre he pensado que es una forma de decir “me gustas pero no te quiero lo suficiente”. Yo no he dicho esa frase así por que me da un poco de tirria, pero he dicho otras peores. Hoy a raíz de una conversación, me he preguntado que es ese “compromiso” para que le tengamos miedo. Supongo que es una alineación de intereses y  objetivos, y que por tanto, el miedo al compromiso, no es a la pérdida de libertad y blablabla sino el miedo a decepcionar, a no cumplir expectativas.

Y en temas de compromiso, de repente me he dado cuenta de lo escurridiza que soy, no solo con mis parejas sinó conmigo misma. No en vano nunca he llegado a intentar dejar de fumar, ni me he planteado retos deportivos tan propios de los cuarenta, parece ser, y  últimamente ni siquiera me he permitido ilusionarme con proyectos, o marcarme metas y objetivos. Ni siquiera divertirme escribiendo.  Mi compromiso se ha limitado exclusivamente al marco laboral y por supuesto, al familiar en los momentos en que alguien me ha necesitado.

Compromisos conmigo misma no recuerdo ni uno. ¡Ni uno!

Así que quizá ha llegado el momento de comprometerme. Y mañana me voy a regalar un anillo de compromiso. O un collar de flores. Para comprometerme a hacer todo lo posible para cumplir mis sueños. Todos los que pueda.

Y un  objetivo. Dejo de fumar.

03 September, 2013

LLAMA RECURSOS HUMANOS

eSaDeLbLoG sigue sumida en una sequía creativa pero su vida da vueltas y vueltas y de vez en cuando es inevitable recurrir al blog a modo de confidente.
Viernes 30 de agosto. 14.40. Suena el telefono. Es el numero de recursos Humanos.
eSadElBlog que hace 2 semanas que ha vuelto de unas vacaciones sin pena ni gloria, responde un risueño -Hola. Aunque esa llamada, a esa hora es, como poco, sospechosa. La voz al otro lado del teléfono dice –sube. eSaDeLbLoG pregunta –Cojo el Bolso ¿no? –sube. En una empresa en la que las mujeres se clasifican en preñables y menopaúsicas (y eSaDeLbLog inclasificable aún) y que lleva a cabo un constante Plan Renove para asegurar que siempre la autoridad, la experiencia y los buenos clientes estén en manos masculinas, subir a recursos humanos un viernes no promete un ascenso ni una subida de sueldo.
Y efectivamente, eSaDeLbLoG baja 15 minutos despues acompañada de la rubia de recursos humanos que al parecer está muy preocupada por recuperar la Blackberry de la Empresa. eSaDeLbLoG mete en el boldo una carta de despido disciplinario por reiteradas y graves faltas disciplinarias y una cartita en que la empresa reconoce la improcedencia del despido y la disposicion a indemnizar con 20n dias.
eSaDelBlog apenas se despide de los compañeros, habrá tiempo para eso, abandona muy digna la empresa, sin una lágrima, sin una muestra de debilidad. Con su vestido rojo y sus tacones  y se dirije rápido a casa (a 3 minutos a pie). En el bolso el Whattsup y el Facebook echan chispas. No en vano es buena tia y la noticia al expandirse genera una onda expansiva de indignacion. Los mensajes se clasifican en dos tipos. Todos empiezan con “son unos HP. TU no te mereces esto.” y unos siguen con un “tía aprovecha qiza es la oportunidad que buscabas para irte a Bora Bora” y otros siguen con un “descansa unos días y ya veras como encuentras algo mejor”.

eSaDeLbLoG se encuentra perfectamente, con los ojos bien abiertos y sacando pecho –eso es fácil-, hay algunos temillas que resolver, pero nada molestos
Es dificil obtener permiso de trabajo en la Polinesia, hay que saber hacer algo que no se encuentre allí. Mi tortilla de patatas es correcta. mi gazpacho y mis sevillanas no. ¿Que puedo hacer? ¿que puedo aprender?
Mientras sale o no el gran proyecto eSaDeLbLoG está en paro. Urge recortar gastos. Urge cuídarse más que nunca. ¿Será capaz de salir a correr? (no digo salir corriendo) ¿será capaz de dejar de fumar? (no digo capaz de fumar dejada)
La abogada (y gran amiga)  de eSaDelBloG no quiere que acepte 20 dias , si tocan 33, son 33, y si son 45, 45. ¿Tenemos ganas de guerra? ¿o mejor pájaro en mano?
eSaDelBlog babea por un chico que ha aparecido de la nada con todos los ingredientes necesarios para que eSadELbLoG babee. Incluído su propio proyecto BoraBora. ¿Será capaz eSaDeLbLog de tirar la caña como dios manda? ¿se quedará pasmada como es habitual o será capaz de atacar a bocajarro?
All is in the air. To be continued.
P1000871

10 March, 2013

Cacos. Otra vez.

482020063_087a2ffb9f
Hace tres años me entraron a robar en casa. Si queda alguien que leyera mi blog entonces, quizá recuerde mi post al respecto (http://sincausaencasa.blogspot.com.es/2009/04/de-mi-plancha-y-yo-o-planchazo-o.html).  La verdad es que llegar a casa y encontrarte todo revuelto deja el cuerpo muy mal de entrada, luego ves lo que se han llevado y te cabreas. Por que para una plancha y cuatro pendientes malos, no hace falta todo ese follón. Hace apenas un mes me vino a buscar un Mosso al trabajo con una citación. Al parecer habían cogido a los malos y querían que ratificara la declaración. Renuncié a “emprender acciones legales”, no me apetecería encontrarme cara a cara con un chorizo que sabe donde vivo (y que a los dos días estará en la calle), en un juicio, sí, ya se, demasiadas películas, pero es que, y además, gracias al PP, me tocaría oagar  las tasas y demás a mí. Manda huevos. Y de recuperar mis cosas nada, claro.

 Pues bien, hoy, primer día con el Mode Primavera On, me he levantado un poco más tarde de lo habitual y me he ido a la playa. No lo he colgado en facebook, ni en twiter, y mucho menos aqui. No he salido en chanclas con la colchoneta bajo el brazo y la toalla al cuello. He salido como quien sale a comprar el periódico y a tomar un cafe. Un café en la playa, cambio a otra playa a con menos viento y bravas en una terraza. Y a casa. Una mañana deliciosa al sol.

Y llego a casa y la cerradura forzada, La puerta cerrada y la perra ladrando dentro. Esta vez no me he atrevido a abrir la puerta y directamente he bajado a la calle a llamar a los Mossos. Eran las cuatro de la tarde de un domingo.  Los cacos no han llegado a entrar. Reconstruyendo horarios con los vecinos de rellano y los que estaban en el parque de la entrada, parece que ha sido entre las tres o las cuatro.  Y se han ido sin haber conseguido entrar, yo he llegado a las cuatro, seguramente  me han visto o me han oido llegar (Mossos dixit). 

No han conseguido entrar a robar, no me los he encontrado de morros al salir del ascensor. Todo está bien, ¿pero 2 veces en 3 años? Leo las estadísticas en la prensa, baja el índice de delincuencia y una m……………. Yo no voy por ahí con pieles y joyas ni tengo un coche de lujo ni este edificio es de alto standing, y mi cuenta está en números rojos la mayor parte del tiempo. ¿Qué pasa? Pues que este país es el paraíso de los chorizos. Chorizo de todo tipo, te los encuentras por la calle o te entran en casa, por la puerta o por las urnas (que esos son muy chungos también). Y todos lo saben, unos por que los conocen los Mossos y otros por que hicieron campaña electoral o se casaron con una princesa o tuvieron cargo público. Y no pasa nada. Los cogen y nada, a los dos días en la calle de rositas. El otro día, tras leer la noticia del robo de diamantes en el aeropuerto de Bruselas, escribía en el Face una apología de los artistas del robo. Con una estrategia y con un botín elegantes. No estos domingueros de barrio (ni esos políticos y/o aristócratas de m…).

¿Pero un ladrón que aprovecha una mañana de domingo para entrar en un piso vulgar y corriente? que ¿se hubiera llevado? la tele que me regaló el banco? ¿La blackberry del curro? ¿Este mini PC? Ya está nada más, ¿que puede sacar por eso? 300 o 400 euros. 600 a lo mucho. ¿Qué les puede caer por eso? Nada. Un par de visitas al juzgado. Pero, ¿y si no me oyen llegar y los encuentro de marrón? ¿y si les ve un vecino? Un domingo por la mañana es muy fácil. Si esos cacos siguen entrando en casas, y los cogen, y los sueltan, y vuelven a las andadas, es fácil que un día se les complique el tema. Y que utilicen algún modo de violencia.
Yo de momento, como un perro negro de 40 kg, no  parece tener efectos disuasorios, he encargado una placa nueva para el buzón. Sergei Stoliskaya. Alias Coscorrón.

455602973_3d29d1c8cb_z

28 December, 2012

Saturno, el Maligno. Y Feliz 2013


5320_1196058622177_2418679_n
Por más que lo intente, a mi la Navidad me descentra. Me desequilibra. Me aburre. Y me deprime. Y así año tras año n o puedo evitar, ni siquiera en mi blog agonizante, uno o dos posts con la etiqueta Pavo de Navidad.
Una vez pasa Nadal i Sant Esteve, la soga se afloja. La parte más sentimental de las fiestas se diluye según se acerca Fin de Año y hay que reaccionar ante la falta de un plan consistente para esa noche. Y el atrezzo, claro, las uvas, las lentejuelas, etc
Y entre una cosa y otra, yo ya no hago balance (que me salen más desarreglados que la BalanzaFiscal) pero no puedo evitar pensar “el año que viene será mejor”, y para corroborarlo y ponerme a hacer mis buenos (y malos) propósitos, doy un vistazo a esas webs que gentilmente publican los horóscopos anuales.
Y sorpresa. Resulta que si. Los horoscopistas reconocen que salgo de una mala racha que ha durado unos años. Que si. Y que eso, además de mala suerte y problemas en todos los niveles (los que tratan los horóscopos: salud, dinero, amor y familia) me ha traído grandes momentos de desánimo y de abatimiento Que noeran imaginaciones mías, que el maligno Saturno estaba ahí eclipsando cualquier oportunidad de buen rollito. Vaya por dios. Vaya cabroncete este Saturno. Mira que, de peque, era mi favorito. Recuerdo haberlo dibujado miles de veces. Con su anillito, y una bruja sentada en él, o una arañita, o un marcianito, o un astronauta brindando a las estrellas. Y va el planeta y se pone a lanzarme mala energía. Si fuera monologuista, ahora  diría “Tócate los saturnos, macho.”, y dejaría caer los brazos de golpe mientras me daba un giro con la boca torcida mirando al cielo. En algunas webs, las más osadas incluso culpan a Saturno de la crisis y las tensiones a nivel mundial. Hasta de la pandemia de Gripe A. Quien iba a decirlo
En fin cerramos mala racha astrológica y empieza lo bueno. A ver si es verdad, por que según la mayoría de webs consultadas (este es un post documentado) este año recojo frutos profesionales (justo le dije a mi jefa el otro día algo así como que había plantado semillitas pero que esperaba resultados en 2013, y lo dije con una sonrisa que trataba de ser angelical y esperanzadora).  Parece que voy a recuperar energía creativa (sin duda, eso, el blog lo agradecerá). Que voy a recuperar mi carisma y buen humor, que voy a ser la estrella de todas las fiestas (sin tener que tomarme tres cubatas y hacer un streaptease quieren decir). Que voy a poder ahorrar (siiiiiii. que hace un par de semanas me compre una hucha en los chinos, una ovejita monísima que gano la apuesta contra el Gato de Oro Que Saluda Sin Parar que tambien me molaba mucho). Y lo mejor, que voy a encontrar un gran amor, algo extraordinario nmuy pronto, a principioa de año. Eso es presión. Macho. Otras webs no son tran precisas pero me hablan de una persona “extraordinaria y fuera de lo común”. La verdad es que todos mis novios han sido fuera de lo común (y así me ha ido, debí hacer caso cuando mi mejor amiga y abogada me decía “buscate un novio normal”, –no, ya no me lo dice-), pero lo de “extraordinario” me despierta la curiosidad.
Y todo esto y muchas cosas más parece que se lo deberé a Jupiter, el benigno, y a Marte, la fuerza, aunque tendré que ir con cuidado con Plutón que crea tensiones sin querer.
Marte
y ahora ya se me ha despertado la curiosidad, y no se si leer astronomia. astrología o mitología.
O las sombras (o sobras) del Grey o Gray ese a ver si eso justifica el boom del libro, que a su vez justifica  que un amigo invisible me haya regalado una funda opaca de esas que no dejan que la gente sepa que estas leyendo.
Feliz Año Nuevo a los que de vez en cuando seguis pasando por aqui. Y a los que no, tambien claro, no lo sabreís, pero os lo deseo.

10 December, 2012

VENDIDA

 

6748488873_a6a372c5cf

 

Tengo una sensación incierta (eso creo que se llama incertidumbre). Un banco me ha regalado una tele previa domiciliación de nómina,  previa putada vía obligaciones subordinadas, previa indemnización  por despido de una empresa dirigida por unos iindeseables (alguien recuerda el Gran Lerdo).

He tenido la buena (cuestionable) suerte de toparme con lo que parece ser una buena persona en mi oficina. Ha aguantado pacientemente mis sucesivas broncas cuando vi que la indemnización por despido que me reclamaba de vuelta FOGASA (en manos de mi aboga-mejor amiga) estaba inmovilizada. Gestiono bien el tema y dentro del mapa de cabreados de este país he salido bien parada (o menos perjudicada). Es cierto que en mi caso había cierta negligencia por mi parte, yo se leer y “tengo estudios”. Nada que ver con esos miles de jubilados estafados.

Es la primera vez que a mi, La Reina de los Números Rojos, por los malos sueldos y por falta de previsión y en el fondo, por que ser una buena clienta de un banco iría en contra de mis principios,    me hace un regalo un banco. Antes nada, ni una vajilla, ni un boli, ni un calendario, ni una felicitación navideña. ¡Nada!  Con la envidia que da cuando estas en la cola de la caja para sacar 20 euros (y el cajero se ha tragado la tarjeta) y entra un Señor con traje y todos le saludan, incluso sale el director del despacho a recibirlo.

Y ahora que están arruinados y no dan préstamos, me dan una Smart Tele. No una tele cualquiera, una Smart Tele. Con una Smart Tele podre conectarme a mi banco y ver en 32 pulgadas como crece mi descubierto a final de mes, con una Smart Tele me podre conectar al Facebook o peor al Meetic o al E-Darling, mientras en una esquina no pierdo detalle del Sálvame. Con una Smart TV podré bajarme Crepúsculo.

Por que supongo que esas cosas son las que diferencian una SMART TELE  de una CAJA TONTA (que bonita y original expresión) vulgar y corriente.  Y como SMART es listo y  hace años que no convivo con nadie más listo que yo (bueno si, la perra), y que encima sea un regalo del banco y que encima el del banco me parezca buena persona, pues me da miedo no vaya a ser una trampa. Si ya me daban miedo los chivatos de que canal veo…

Por que, ¿y si en la tele, viene una cámara? Y si de repente me quiero comprar unos zapatos en Shopping.com y me habla el señor bueno del banco y me dice “Esadelblog, no deberías”, y si le bajo el volumen y la voz sigue “no lo hagas o te atenderás a las consecuencias”. O si un día quiero jugar al Poker On Line y el señor simpático me susurra: “no Esadelblog, tengo una idea mejor, hay unas acciones de … que van a dar un subidón…podrás irte a jugar en directo a Mónaco y allí podrías ligarte a un millonario”. O de repente un día me vería freírme unos huevos con chorizo y me diría  “Esadelblog, si sigues así voy a tener que subirte la prima de la Mutua, y ni se te ocurra pensar que puedes borrarte, piensa en los recortes”. ¿Y si me ven enviar un mail escribiéndole a Tabatha o a Chicote que BANKIA los necesita  y se cabrea?

No se. No se. No se si me convence la idea de compartir piso con una SMART TV que me regala un banquero.

Todo el mundo sabe que los autores de Ciencia Ficción son los que menos mienten.

Y han avisado varias veces.

06 December, 2012

WERT-A ATRÁS


45353_457206927668752_1942154693_n

En mi casa se hablaba castellano. Mi madre era andaluza y aunque no tenía un acento fuerte nunca habló catalán. Mi padre era valenciano y aunque él no hablaba nunca en valencià, recuerdo a mi abuela utilizarlo únicamente cuando mi hermano y yo la hacíamos enfadar. Así, empecé a hablar con el castellano como lengua materna. Sin embargo a los tres años, o a punto de cumplirlos, empecé a ir al cole y empecé a escuchar hablar catalán. Mi cole era un cole antiguo y anticuado. Era un cole privado, pero de pueblo,barato, era propiedad de la parroquia de mi pueblo que entonces no llegaría a 10.000 personas. Muchos de los profesores eran mujeres, mujeres del pueblo, que en su momento fueron a ese mismo colegio. No eran mujeres políticas, eran amas de casa instruidas, de las que iban a misa todos los domingos y por las mañana hacían una plegaria por los niños que pasaban hambre o por las víctimas de los numerosos terremotos que había en Guatemala.  Aquellas señoras eran hijas de familias del pueblo, y muchas habían hablado catalán de pequeñas pero habían tenido que estudiar en castellano durante la dictadura. Aquellas señoras hablaban en clase en catalán con toda la naturalidad del mundo, por que es lo que habían hecho siempre.
La primera canción que recuerdo haber cantado en el patio era “Franco Franco tiene el culo blanco por que su mujer lo lava con Ariel” o la otra versión “Franco Franco tiene el culo blanco y se fue a París y se le puso Gris”. Y recuerdo que las Senyoretes nos reñían diciendo que ese señor estaba enfermo y no debíamos burlando de él.  Solo nos decían eso, aunque ese señor había causado grandes pérdidas en sus familias.
Cuando Franco murió yo acababa de cumplir cuatro años. En mi casa seguía hablando castellano y en el cole catalán. Ya sabía escribir mi nombre, en castellano y en catalán, con acento abierto.
Nos enseñaba a leer la Senyoreta Cinteta, diminutivo de Cinta, que en castellano suena “Sin teta” lo que  provocaba la hilaridad de mis tíos que vivían en un barrio de un pueblo cercano en que el catalán era más raro que el chino (y de hecho en ese barrio ahora mismo se habla más chino que catalán). Sigo en parvularios, en los coles nacionales eran “parvulito A” ,“Parvulito B”….en mi cole era Color Blau, Color Verd i Color Vermell ((azul, verde y rojo, dificilísimo aprender los colores). Teníamos dos libros de lectura, uno en castellano lleno de Enriques y Juanitas, y uno en catalán con Laias i Joanets. Cada día cruzábamos desde Color Vermell o Verd a la clase de Color Blau donde en su mesa nos esperaba la Senyoreta Cinteta. Entonces ya tenía 300 años y había enseñado a leer a varias generaciones. Imponía. Su pelo, totalmente blanco, peinado hacia atrás, unas gafas enormes, un ojo de vidrio fijo y una bata de cuadritos rosa. Nunca fue una “Senyu” mas, era la Senyoreta Cinteta hasta séptimo u octavo que entre nosotros ya la llamábamos “la Cinteta”. Te sentabas a su lado. Intimidaba. Recuerdo como me costó diferenciar la “p” la “b” i la “d” de imprenta y cuantas veces repetí aquellas páginas. Cuando acababas una página bien, te ponía un punto en la página que harías al día siguiente y te daba un caramelo que solo le he visto a ella y en el Corte Inglés, si la hacias mal no había punto nuevo ni caramelo, repetías al día siguiente y así hasta que te saliera. La Senyoreta Cinteta, aunque nos enseñara a leer en castellano, siempre nos hablaba en catalán, de hecho cuando hablaba castellano, tenía un acento tan fuerte que era como si siguiera hablando en catalán. Pero era algo natural. En un pueblo pequeño donde en los 70 llegaron pocos inmigrantes siempre se había hablado catalán.
Nunca jamás tuve ningún problema por manejar dos lenguas indistintamente. En mi casa siempre hable castellano y en el cole en catalán la mayor parte del tiempo sin que hubiera ninguna connotación política, ninguna lucha, ninguna reivindicación detrás. Mis primos de la misma edad, que habían ido a parar a grandes barriadas de inmigrantes o vecinos que iban a “los nacionales”, no entraron en contacto con el catalán hasta que años más tarde apareció como asignatura. Ellos nunca han sido capaces de hablar catalán con naturalidad. Y es una pena, la verdad. Por que cada lengua arrastra detrás una cultura y además creo que el ser bilingüe facilita o predispone a aprender otras lenguas con más facilidad.
Recuerdo con 9 años o  así, que apuntaron a un vecino a mi mismo cole., el niño era (y es) bastante burrico, a sus padres solo se les ocurrió pensar que era por que no entendía el catalán. Yo me acuerdo de haberle dicho a mi madre que eso era mentira, que en mi clase había niños que no hablaban catalán y sacaban buenas notas y niños que hablaban catalán en casa y suspendían todo. Al niño lo llevaron a los nacionales y siguió suspendiendo.
Pese a esa educación bilingüe, mi catalán, que no es malo, nunca ha tenido el mismo nivel que el castellano. De entrada la ortografía es más difícil de por si (sin llegar al maldito francés), pero sobretodo he recibido muchísimos más inputs en castellano, y aunque de peque leí por igual los libros dels Grumets de la Galera en catalán que los Hollister y los Cinco en castellano, he leído mucho más en castellano, he visto cine, he visto tele, en la Universidad todo fue en castellano, en los trabajos he utilizado el  catalán para hablar con los compañeros y mucho inglés escrito. Y pese a todo, y aunque noto que va en regresión, sobretodo por desidía y por los sms y el facebook y els whatsupp, mi nivel de castellano, y el de mi generación en general,  es bastante mejor que el de generaciones posteriores no educadas en Cataluña. Solo hay que darse un vuelta por algún foro de Internet. Y no hay nadie de mi cole, ni de ninguno de los otros coles que impartían una educación bilingüe espontanea y natural, que no tenga un perfecto castellano (y perfecto es una licencia. no por la influencia del catalán sinó por la poca importancia que le damos a la palabra).
Ahora que mi inglés es más o menos bueno, me enfrento al francés. No se me da mal y me atrevo a mantener pequeñas conversaciones por teléfono con clientes que no hablan inglés. Me hacen sudar pero voy mejorando. Mi profe, francesa,  está encantada y siempre destaca que parece que soy capaz de cambiar el idioma en el que pienso y que sin duda eso me es fácil por se bilingüe y que es algo que tiene más que comprobado en sus 35 años de dar clase en diferentes países.
Y así, me indigna ver los repetidos intentos de darle al catalán un papel secundario en vistas a “proteger” al castellano y a los castellanohablantes. Señor Wert, los niños pueden aprender, no dos, tres idiomas a la vez si el sistema educativo es bueno. Señor Wert, no estoy segura de que los niños del resto de España hablen mejor castellano que un niño de Barcelona o de Lleida. Señor Wert, usted no se preocupe del idioma, usted preocúpese de que los niños aprendan a leer bien, a razonar, que desarrollen la capacidad de aprender y de concentrarse, que aprendan a hilar ideas y que las puedan redactar. Señor Wert no desvíe la atención de lo que importa, que es el pobre nivel educativo y cultural de su país. Señor Wert, centre sus esfuerzos en sumar educación y no en restar. No se preocupe de que los niños hablen castellano solo y preocúpese de que solo hablen castellano y tengan un nivel pésimo de ingles, muy por debajo de cualquier otro país europeo.
Señor Wert, no sabe la cantidad de extremeños, de andaluces y de gallegos que se están volviendo independentistas gracias a personas como usted.
No sé, creo que si yo creara un personaje que se llamara WERT o ASDF no sería como usted.

29 November, 2012

GUERRA FRÍA EN EL DESPACHO


Esto es un clásico de las “Crónicas de la vida en la oficina”. Ves en las noticias “se avecina ola de frío polar” y sabes que tienes que guardar los suéteres en el fondo del armario y sacar la manga corta.

friocalor
En mi trabajo actual  me dedico a exportar a países en vás de desarrollo a trompicones y/o a trompazos. Formo parte del departamento especialista en complicaciones. Tenemos en privilegio de estar en la sala que un buen día fue el despacho de uno de los dueños de la empresa. Un señor de la burguesía catalana, culto, influyente i assenyat del que la gente guarda muy buen recuerdo. En la pared frente a mi, fotos en blanco y negro de los grandes maestros de la perfumería de principios de este siglo, diplomas todo por la patria y una colección de libros de lo más interesante. Detrás mio una caja fuerte reliquia de cuando las Acciones no eran apuntes en cuenta sinó aunténticas Acciones en papel caligrafiado.
La sala es cuadrada y en el medio hay cuatro mesas juntas a modo de cruz. A mi derecha China, resto de Asia y Australia, en diagonal Turquía, Pakistán, Emiratos árabes, Dubai, Qatar… A mi izquierda más China. Yo Norte de Africa , Sudafrica, y parte del Midleast: Egipto, Israel, (¿Palestina?), Jordania. Algo de Europa repartido por ahí.  Es como una partida de Risk en 3D por que además aquí se ganan y se pierden clientes y determinados clientes te dan un país entero como premio. “Me han dado el Congo”. “Me han quitado Indonesia”  A veces entra alguien entra al despacho con algún papel en la mano y pregunta “¿Uzbequistan es vuestro?”. O logística nos dice “no podemos enviar pedidos aéreos a Israel por los cohetes” o discutimos con Administración “¡que si!, que tenemos que crear un cliente con dirección en Palestina, ¿cómo que Palestina no existe?”. Y hablas con los clientes y de repente uno te pide disculpas por el retraso en la respuesta pero que ha habido un atentado en su calle, o ha pasado un tifón o han cerrado el tráfico marítimo. Y al final todo acaba volviéndose anecdótico.  Felicitamos el año Nuevo Chino, el hindú, el árabe, el judío. Personalizamos los regalos de Navidad y las felicitaciones, ni jamón, ni vino, ni niños jesuses. En mi despacho se habla a la vez Chino, francés, inglés, catalán-chino-valenciano y castellano. Compramos ajo en China y lo vendemos en Brasil. Rosa en Bulgaria. Romero en Marruecos y una serie de químicos que no quiero pensar dónde acaba.
Pero lo más emocionante de todo, son los cambios de temperatura. Ahí es donde aparece la máxima tensión. Como en todas las oficinas. Si fuera hace 18 grados, dentro necesito 23, si fuera hace 8 dentro 25 y así sucesivamente. Y el sector friolero (China especialmente) le da al termostato y la maquinita del techo, perfectamente centrada sobre nuestro tablero de juego genera un Pequeño Anticiclón de las Azores o una tormenta trópico-sahariana. China, con jornada especial (no reducida) por maternidad entra la primera. Ahí arranca la mañana con el termostato a 26. A continuación entra la otra China que sin una caloría en el cuerpo agradece la temperatura tropical. A las 8.30 llegamos Turquía y yo. Y el daño ya esta hecho. Arrancas el ordenador, primeras llamadas y primera capa de ropa fuera. A los tres cuartos de hora sientes que estas trabajando con un secador disparándote a bocajarro en la cara. Que el aire se ha espesado y es tan pesado como en un atardecer en agosto. En ese momento Turquía se levanta bruscamente y apaga la calefacción en una decisión unilateral. China se incomoda y aunque  no levanta cabeza se percibe cierta tensión postural. Norte de África hace como que no se da cuenta pero respira aliviada. A partir de ahí empieza un juego ON-OFF, sube-baja que se repite varias veces al día y varios días. Empiezan las conspiraciones y los frentes abiertos. China va a por un café. Se baja. Marruecos va al lavabo, se pone. Y así hasta que al final estalla. Y mientras voy recibiendo mails y llamadas de mis clientes ingleses en las que  nunca, ¡nunca! falta la referencía al frío, a la lluvía y al viento  británicos y al wonderful clima que tenemos en Barcelona.
La discusión se caracteriza por dos perfiles clásicos: personas frioleras tomando el papel de víctima abandonada a las inclemencias del clima cuál pequeñas cerilleras de los hermanos Grimm y personas calurosas malhumoradas por tener que pasar bochornos en invierno. Una vez estalla el tema no hay marcha atrás, si te quejas de que la calefacción está demasiado fuerte ya no tienes derecho a decir “¡qué frio hace en la calle!” por que eso se tomará como una concesión “ves como hace frío”. ¡Claro que hace frío, en la calle!, ¡aquí hace dos horas y diez grados que dejamos el fresquito mediterraneo atras!
Los frioleros están convencidos de que es mentira que te moleste, que únicamente quieres hacerles daño a ellos y condenarles a los pies congelados. Llega un momento que te sientes cruel, y piensas “no sé, igual son mis hormonas, a ver si me está llegando la menopausia”, este pensamiento lo descartas cuando ves que Turquia lleva esa camiseta I love Summer que llevaba en Julio y esa sensación de Deja Vu que te lleva a otro edspacho en otro trabajo de hace más de 10 años (claro que, técnicamente, una mujer puede considerarse premenopausica desde los 14 o 15 años). Y miras a las quejicas y ves que llevan una camisita y unos zapatitos de salón y les dices: “oye y por que no te pones unas botas y un jersey o una chaquetita encima” y te dicen “es que es muy incómodo”. Y lo único que puedes decir es “Pues tócate los cojones”. Y empieza la guerra abierta con alianzas externas a nuestro tablero de juego.  Yo tengo aliados en Argentina, Rusia y Andorra. China se apoya en Francia y Estados Unidos. Por que la discusión es la misma en todas partes. Mantenimiento, Recursos Humanos y Dirección General no se pronuncian, “poneros de acuerdo” dicen.
Pero yo insisto y no cederé. Pelearé por una calefacción moderada y no cederé hasta que las personas frioleras vistan como corresponde vestir cuando hace un frío de narices. No pienso considerarlas víctimas de unos desaprensivos acalorados.
PS. en el otro extremo y a modo de guerrilla, tuve hace años, cuando los sujetadores no llevaban un relleno de dos o tres centímetros de espesor,  un compañero de trabajo  con despacho y aire acondicionado propio. Un día alguien le pregunto como podía soportar todo el día aquella temperatura polar, el simplemente respondió: “a veces entra una chica”.

24 November, 2012

UN VIAJE A TU CEREBRO. Dra.Rosa Casafont


10074g

Nunca he creído que en más misticismos que en aquellos íntimos a los que yo le he dado significado, función y valor. Sin embargo si creo que algunas herramientas de las que abusan los gurus TOP VENTAS son útiles y que en su mayoría no son fruto de esos grandes comunicadores sino de la tradición y las sabiduría popular. En mi entorno es conocida mi profunda aversión a los libros de autoayuda de tono empírico como los americanos (John se sentía abrumado…) o los de tono poético y sensiblón de los que se extraen las frases que, con un amanecer de tonos violáceos, quedan condenadas al reenvío eterno por Internet.
No me gusta la sensiblería y los vendedores de humo. No me gustan los Me Gusta compulsivos en Facebook a frases atribuidas a Punset o a Bucay, muchas veces erróneamente. Pero no por eso no creo en el crecimiento personal y en la posibilidad de que uno cambie cosas de si mismo. En la necesidad que tenemos de estar pendientes de nosotros mismos y ver lo que no va bien. Y sobretodo en el  poder de nuestro cerebro y de como puede jugar a nuestro favor o en nuestra contra. Lo que no sabía es como funcionaba ese poder. Y de como podía yo utilizarlo. Si claro, pueden leerse y repetirse como un mantra los títulos de los libros de Autoayuda de la FNAC o los sloganes publicitarios tipo “Por que yo lo valgo”.
Hoy me he levantado físicamente mal. Diarrea (perdón, ya no se dice diarrea o cagarrinas, siempre es Gastroenteritis o Virus Intestinal). Dolor de cervicales y un dolor de cabeza de narices. Mal. Fatal. Y si eso es malo cualquier día, un sábado además aporta ese sentimiento de “fin de semana estropeado”. Podía haberme tomado un Ibuprofeno (en dosis equivocada -según la prensa de ayer-, pero efectiva, –según yo-) y haber ido a la farmacia a comprar un jarabe (rezando por no tener un percance fuera de casa). Pero en fondo sabía que encontrarme mal no era más que el resultado de demasiados días tóxicos. ¿Qué es un día tóxico? Un día de esos que entre el pecho y mi estómago se instala una centrifuga de fuerza industrial. Un día en que el esfuerzo por no apretar los dientes no rebaja la mandíbula. Un día en que la rigidez del cuello recuerda un muñequito hecho de plastilina y palillos de dientes. Sabiendo eso me he acordado de un libro que ha lanzado una gran persona que tengo el placer de conocer y para el que había guardado un sitio en mi estantería VIP, esa que espera a que esos amigos vayan acabando esos grandes proyectos en marcha.
Tengo en mis manos el libro de la Dra. Rosa Casafont, la meva estimada Rosa, un libro que sin haberlo leído aún sin duda os recomiendo por que conozco el trabajo de la Dra. y tiene toda mi credibilidad. Yo no lo llamaría Autoayuda por la poca estima que le tengo a esa palabra pero sin duda da unas herramientas muy valiosas. Digamos que se podría englobar dentro del concepto de Coaching, sea eso lo que sea. En las FNAC lo tienen en la sección de Divulgación Científica. En el Corte Inglés en la estantería “Psicología”. Junto a la autoayuda pero no revuelto.
Si algo de mi blog me orgullece, es que los comentarios que recibe (y recibió en el momento blog) son de gente que, aunque a la mayoría no los conozco en persona, me demuestran y me han demostrado en sus comentarios y en sus blogs una gran inteligencia, cultura, ingenio, sentido crítico y mucho humor de varios colores. Y estoy siendo totalmente sincera. A personas así no les voy a recomendar cualquier cosa. Esta claro. Y no olvidemos que mi otro post con “autoayuda” en el título se lo dediqué a otro gran libro el “Happines”, de Will Fergunson, que no es precisamente un fan de ese concepto (y sigo recomendando fervientemente la lectura de ese libro).
Leeros el libro. Descubrid como funciona vuestro cerebro. Sorprenderos con los secretos de vuestro mejor amigo y no lo dejéis que se convierta en vuestro peor enemigo.
A todo esto, sigo con cagarrinas (he corrido al baño 3 veces en lo que he tardado en escribir esto) y dolor de cabeza, pero parece que la espalda va un poco mejor.
Y ara seguire reflexionat aveure que faré demá. Lástima que la propuesta de Pazzos de trasladar la capital a Barcelona les pillo con la propaganda electoral ya impresa, hubiera facilitado la reflexión.

16 November, 2012

La mujer paciente (no soy yo, claro)


sugar_by_miwak0
Igual que es muy fácil cabrearme, es muy fácil despertar mi melancolía y mi nostalgia. Estas no van siempre acompañadas de tristeza, muchas veces es simplemente ternura. No es casualidad de que conserve recuerdos fugaces de cuando era muy, muy pequeña, y que no están respaldados en una foto sinó en una imagen o una emoción que quedo grabada en mi memoria.
Hoy, andando por mi calle actual, que por casualidad es la misma en que viví esos primeros años, he pasado por la que fue mi primera casa. Además era una planta baja así que se hace extraño pensar que tras esa pared pronuncié mis primeras palabras y di mis primeros pasos. Pero he pasado de largo, como siempre. Mi casa es de las ultimas que queda en pie de esa época. Edificios sencillos, sin lujos, de uno o dos pisos a las a fueras de un pueblo pequeño que se convirtió con el tiempo en una zona residencial.
Al lado de mi casa había una más pequeña aún. Hacía esquina. Tenía un patio delantero. La tiraron hace unos años. La verdad es que era muy fea. Pero allí vivió hasta su muerte hace un montón de años, la señora Maria. La Señora Maria, siempre fue vieja, una de esas viejas de negro, con un delantal de cuadros desteñido, y pelo gris siempre recogido en un moño. La Señora María fue mi vecina hasta que cuando yo tenía 4 o 5 años nos mudamos a “un piso moderno”. Ya lo he dicho, guardo muchos recuerdos y recuerdo a mis vecinos de aquella época aunque todos fueron desapareciendo y sus casas ya no existen. Tengo lagunas claro pero me acuerdo. No obstante de la Señora María me acuerdo más.
Tenía un Kiosco azul con las ventanas pintadas en amarillo. Y vendía todas las chuches habidas y por haber. Las gominolas, las nubes y la regaliz las tenía en unos potes de plástico transparente con una tapa amarilla en las estanterias a su izquierda, los altramuces en un bol color crema, los sugus, los caramelos de cubalibre y los snipe en tarros sin tapa en una estantería a su derecha. Con el tiempo llegaron chuches más modernas que venían en cajas, para ellas puso estanterías nuevas junto a la puerta que estaba detras suyu: los Sidrales, los Chimos, los Escalofríos, los Peta-Zetas, los Bang-Bang…A sus pies grandes bolsas de plástico para las bolsas de pipas y de quicos. Y a su derecha, por fin, ocupando medio kiosco, la nevera de helados, siempre fue fiel a Frigo y los Draculas y los Colaget con “has ganado otro Colaget” escrito en el palo y los Boomangflash de 5 pelas el pequeño y de 10 el grandes (los Camy estaban disponibles en la cera de enfrente, en el kiosco que ponian en veranto junto al de la prensa).
Los altramuces valieron siempre 1 duro el cucurucho. Las chuches una peseta dos, un duro, diez y  25 pesetas, cincuenta. Llegabas con tus cinco duros y empezabas: dos coca-colas, cuatro ositos, cuatro moras, cuatro supositorios, dos regalices negras y dos rojas. ¿cuánto llevo? Dieciocho. Y seguías. 2 nubes, 6 snipe, 6 cuba-libres (Ohhhh os imagináis decir eso ahora??????), cuatro fresas, dos corazones, y cada vez la Señora María, que por cierto nunca sonreía, cogía el bote lo abría, sacaba las chuches, las metía en el cucurucho con cuidado, tapaba el bote y lo colocaba en el mismo sitio. Cuando llegábamos al final de la estantería de arriba, si nos quedaba dinero volvíamos a empezar, dos coca colas…Nunca tenía que devolvernos cambio, apurábamos hasta la última peseta. Y nunca nos daba nada de más. ¿Os imagináis  una dependienta así de esas tiendas que apestan a palomitas en los centros comerciales? Ella nunca mostraba impaciencia aunque la cola ante el kiosco a la salida del cole crecía y crecía.
Cuando en un arrebato de esos tan “femeninos” entro en una de esas franquicias y cojo una bolsa y una pala y voy llenando la bolsa sin pensar, siempre parece que falta algo, que las chuches se tienen que coger con cuídado, con mimo, y de una a una.
No se cuando murió la Señora María ni se exactamente cuando tiraron su casa, pero creo que los que fuimos niños en Sant Just le debemos un homenaje. Y los dentistas de Sant Just seguramente otro.
Mi última visita al kiosco, fue con  catorce o quince años con mi primer novio, una pañuelo de Snoopy a modo de Diadema y unas Nike. Dos cigarros, 5 pelas para él y un paquete de Trident de Menta para mí.

03 September, 2012

TEXTURAS



Por que una mesa de madera, un moleskine y unas lineas escritas con tinta azul jamás podrán sustituirse por ningún artilugio con teclas y pantalla.

24 August, 2012

Preparativos


VELDEL


Esta “expedicion” promete. Debería abrir una etiqueta exclusiva. Si algo me tranquiliza es que en caso de perder el rumbo y quedar a la deriva hasta quedarnos sin alimentos sería de las ultimas en ser devorada por los más fuertes.¿Por qué? Es la ventaja de enrolarse en una tripulación musculada a base de una estricta dieta hiperproteíca. No comen grasa así que mis michelines esta vez actuarían como un auténtico salvavidas. Grasa? Jamás

Tonterías aparte. el grupo promete ser digno de observación y fuente de anécdotas. Debo presentar a los participantes en la aventura:
El Cachas, fibrado y tatuado de arriba a abajo. Este es mi amigo, un amigo del "pipi-can", hay gente que liga paseando perros, haciendo la compra, de copas...yo hago amigos.  El Cachas es mi único punto en común con el resto del grupo. Es muy independiente, impaciente, obsesivo con el orden ysu dieta, con un punto antisocial pero muy buena persona y amigo de sus amigos. Le gustan rubias, con curvas y, parece ser que bastante tontas, el avisa a todas de que no son novios y pasan semanas enteras sin sexo (creo que hay una fase de la dieta que le anula la lívido), lo que las somete a una gran incertidumbre. Solo come proteínas. Bebe unos 10 cafes al dia y batidos de culturista.
La Rubia de turno. Colombiana, con su consecuente dosis de reina del culebrón. A su favor que es más lista que las anteriores aunque se ha amoldado perfectamente al papel de Rubia y ha perdido cualquier autonomía y poder de decisión. Eso no incapacita su cabezoneria así que, aunque el cachas y yo sabemos que va a ceder la discusión es inevitable. Me tranquiliza saber que se trae a la Amiga como paño de lágrimas. La Rubía parecía algo más natural que las rubias anteriores y me ha desconcertado la gran preocupacion por saber si había toallas o no. Las rubias de gimnasio  siempre tienen toallas de esas que no ocupan nada asi que la obsesión mostrada solo puede ser un tema hormonal. Por supuesto hubiera sido pero que se preocupara por un secador de pelo. Hace dieta pro algo más light.
La Amiga de la rubia. Solo la he visto una vez. Rubia claro. Poligonera fina.  Vestida del Berskha pero con gusto. Callada y pavita. A su favor, que lleva una buena moto, lo que se conoce como un pepino. Algo de intrépida debe tener. Tiene un novio fijo discontinuo que no viene. Ella pidió mayonesa pero no la hemos comprado.
La Petarda. Ahora vengo. Ahora no. Vienen mi hermana. Ahora viene mi novio. Ahora mi hermana y mi novio se han peleado. Ahora vamos.  Ahora nos hemos peleado. Ahora viene mi novio y un amigo. Ahora no vamos. Ahora vamos pero no nos da tiempo a comprar las bebidas que dijimos que llevaríamos. Rubia. 2 horas de entreno diarias en gimnasio. Pecho de silicona. No se le conoce trabajo remunerado ni  fuente de ingresos pero dispone de una buena capacidad adquisitiva. Vive en la zona alta de Barcelona. Fiestera a saco. Vividora. Contactos macarras. Tiene un problema grave de intolerancia alimenticia y solo come algo muy raro que no recuerdo.
El Novio de la Petarda. Nadie lop ha visto, nadie lo conoce. Parece ser que es Braman. Iba a traer bebidas pero no puede por que el pedido llegaría el lunes y zarpamos el sábado. Parce ser que no ha oido hablar de Mercadonas o Carrefoures. No sabemos nada más.
El amigo del novio de la Petarda. Solo sabemos que es cocinero y que le sabía mal apuntarse al grupo por no molestar, cosa que a priori es buena, otra cosa es que suela ser un tio que moleste. No sabemos nada más.
El Capi. A este lo conozco. Campechano. Majete. Bon Vivant. Mujeriego. Movio ficha en su momento pero me enroqué. No tiene  ni idea de como es el grupo. Le gusta el Gazpacho, la caldereta, la cerveza, los mojitos, los calamares a la romana y fuma.
Esadelblog. Con sus kilos de más y su mala leche o su buen rollo según sople el viento. La unica fémina sin mechas y con celulitis en el barco, pero la única que ha leído a Boris Vian. Lleva un bote de Nocilla y una bolsa de ganchitos escondidos en le Petate.
Y esta tripu. se va a meter en un velero para pasar una semana. Viajaremos, dormiremos y comeremos en las reducidas dimensiones de un velero.Unicamente yo he navegado antes en velero (pero no se navegar). La prueba de fuego sera la travesia de Barcelona a Ibiza. La estiba y el reparto de camarotas. El calor del día. Los primeros mareos. La navegación nocturna. Las guardias. Quien baja a hacer la cena. Yo esto no como. Quien hace la tercera guardia. Pongo Musica. Quita esta música.
Alguien ha visto alguna vez una peli de veleros? No somos la tripulación perfecta? Ardo en impaciencia por ver como se desarrolla el tema. La previ. maritima (que no la entiendo muy bien) es marejadilla a marejada, pero no muy lejos hablan de marejadilla fuerte a mar gruesa. Promete. Yo ya he preparado Biodramina y le he pedido a un amigo domador de caballos unos tranquilizantes inyectables.
Y sobretodo, espero impaciente el momento de situarme en proa y saltar (booooombaaaa!!) y zambullirme en ese mar turquesa que me espera.

22 August, 2012

Vuelvo!!!!!!!!!

5320_1196058622177_2418679_n

A mi isla. A esa isla en la que hasta las fotos en blanco y negro son en realidad azules y verdes. De esos tonos que un día tiñeron mi mirada y que mi memoria se empeña en evocar en el momento más inesperado.

Vuelvo y no veo el momento de llegar.

Es el tercer o cuarto post que dedico a la isla. Está muy cerca, 1 hora en avión mas un ratito de ferry aunque esta vez mi travesía será algo más lenta. 20 horas. Para ir saboreando la aproximación. Para sentir minuto a minuto como ese buen rollo se apodera de mi. ¿Exagerada? No. Es solo que esa isla saca mi parte más mística como un porro de buena marihuana o un buen polvo (y aqui se me escapa una sonrisa torcida al  pensar en algún comentario fácil y socarrón que podrían hacer algunas personas que conozco).

Estoy impaciente. Llevo semanas sonriendo con cara de boba cuando alguien me pregunta por mis vacaciones. Y pensando en como lo haré para desplazarme “tierra adentro” para reponer mis pulseras favoritas que se llevó el famoso caco que me robó la plancha. Y pensando en lagartijas verdes. Y en puestas de sol. Y en no olvidarme las gafas y el tubo, que es lo único que no puedo olvidarme. Y en traerme un poco de arena de Ses Illetes. Y en untarme de barro, no por que vaya bien para la piel no nada de eso, Por el puro placer de sentirme yo misma hecha de  barro. Si es que casi me siento hasta capaz de dejar de fumar. Pero entonces ya tendría que quedarme allí para siempre. En una playa cualquiera. Dejar que el pelo me creciera hasta los pies (no ser muy alta –nada alta. agiliza el tema).

Y vuelve mi parte mística o más espiritual. Hoy es un día triste en realidad. Un aniversario fatal. Otro más. Y sin embargo las buenas sensaciones que me lanza ya desde lejos esa islita me da fuerzas para afrontarlo de una manera más serena. Con otra perspectiva. Y en vez de dejar que mi traidor cerebro se empeñe en buscar el lagrimón pesado que abrasa, un día delicado como hoy he podido alejar los recuerdos más dolorosos y se haya contentado con una sensación de nostalgia y ternura y alguna lágrima ligera pero no  por ello menos intensa.

Y yo mismo me sorprendo de que un pedazo de tierra que según dicen, en realidad flota, haya generado el primer post  fresquito que he escrito en los últimos años, y sobretodo, de que haya sido hoy.

5320_1196059182191_8366991_n

 

PS. El corrector me marca “realidad” como incorrecto. Es un indicio. Quizá deberé dedicarme a los sueños una temporada.