14 May, 2008

Escritor de café (2)

Llegó abrumada a la cafetería. Había tenido una reunión con su padre. ¡Una reunión! No una discusión después de la comida, no una discusión acerca de que canal se veía aquella noche, no una discusión acerca de si iba vestida como una puta o que horas de volver a casa. ¡Le había enviado un SMS citándola en su despacho para una reunión! Ella ni siquiera imaginaba que su padre supiera enviar un SMS, de hecho estaba segura de que lo había enviado su repelente secretaria después de comprobar la agenda.

Pidió un cortado. Tenía 2 semanas. Sin duda su padre estaba atravesando la crisis de los 60. ¿60? ¡No! Debía haber cumplido ya los 62. No estaba segura, de cualquier modo se acercaba la jubilación. Nunca se había planteado que pasaría en es momento. Ella se sabía heredera de un par de pisos en el centro, una casa en la playa y un apartamento en la montaña, pero nunca se había parado a pensar que haría ella el día de mañana y, ni mucho menos, en que pasaría con la editorial. Nunca jamás se había imaginado como editora y ahora su padre le proponía enseñarla a dirigir el negocio. No era mala idea, era un negocio que daba pasta y ella se veía capaz, y sin duda su padre, analítico y previsor hasta la exageración también pensaba así, si no, no hubiera contado con ella, la hubiera vendido a un buen precio asegurándole a ella unas rentas o se hubiera quedado al mando hasta que la muerte lo encontrara en su despacho.

Pero, si la veía capaz, ¿a santo de que ponerle un proyecto de prueba con un plazo de dos semanas? Sabía que su padre cumpliría su promesa, ¡su amenaza! Y si ella no le presentaba un proyecto con cara y ojos, donaría su empresa a una fundación que él mismo crearía. Pese a ser un hombre de negocios, su padre tenía un componente filantrópico y una generosidad muy importante.

Había una parte en ella que se resistía a seguirle el juego, a decirle abiertamente que pasaba, que hiciera lo que quisiera con la editorial, pero enseguida surgían voces que clamaban al orgullo propio y a la tradición familiar, y sobretodo, ella quería muchísimo a su padre y sabía que él contaba con ella, no quería defraudarlo. ¿Pero de dónde narices sacaba ella un proyecto? Hacía años que no leía, jamás había escrito nada y tampoco conocía a nadie que lo hiciera.

Un golpecito en la espalda la arrancó de sus pensamientos. “Perdón” Se giró algo molesta a ver que pasaba. Un chico había entrado en la cafetería con tres grandes pizarras. Un camarero le saludó con un afilado “Hombre, por aquí viene el escritor” “Vete a tomar por culo. ¿Dónde está la escalera?” Ella observaba la escena con curiosidad. El chico se subió a una escalera y descolgó las tres grandes pizarras una a una y las sustituyó por las nuevas. Se fijó en la caligrafía. Solo alguien que amara las palabras podría tratar con tanto mimo las letras. Aquellas ofertas, más que un reclamo parecían caricias escritas. Se fijó en el chico de las pizarras. Era guapo. Él, que recogía las pizarras antiguas, también la miró y se sacudió la tiza, que le había manchado la camiseta, con cara de circunstancias. Ella sonrió señalando las pizarras. “Que letra más bonita”. “¿Lo has escrito tú?” Él, con un escalofrío respondió “Sí”. Ella alargó la mano y cogió un par de servilletas de papel. "¿Podrías escribirme algo?".

24 comments:

carlota said...

Bien. Perfecto. Eres estupenda, me ha encantado este final para ese escritor al que yo al menos había cogido cariño. Me gustó eso de las palabras como caricias, y de qué forma has enlazado esta historia con la anterior. Un besazo.

NoSurrender said...

Mi mano no traza letras de tiza desde hace veinte años. Pero recuerdo perfectamente el olor acre, el aire empolvado al trasluz y el tacto frío de las aristas de la tiza. Debería comprarme una y practicar. Lo primero que escribiría seria “Abierto”

Saludos!

Ñ o c o Le B o l o said...

Supongo que no es el final de la historia del post anterior sino el principio de algo nuevo. Un encuentro que soluciona dos futuros susceptibles de llegar a ser uno, el futuro pluscuamperfecto (cómo me gusta como suena... ¡pluscuamperfecto!, que debe ser...)

RAYITO DE TERNURA said...

HOLA QUE TAL ESTA ES UNA INVITACION VIRTUAL PARA QUE CONOZCAS MI ESPACIO , UN ESPACIO LLENO DE EROTISMO Y CUIDADOSO DE LA MUJER .
SI TE GUSTA PODES FIRMAR Y COMENTAR YA QUE NO SE EJERCE NINGUN TIPO DE CENSURA.
ENTRA DIVERTITE , EXITATE Y COMENTAME EN EL ENCONTRARAS MI MAIL PARA MAYOR COMUNICACION .

ESPERO SEA DE TU AGRADO COMO ES TU BLOG PARA MI.

UN ABRAZO YERMAN

( CON SOLO CLIKEAR EN RAYITO DE TERNURA INGRESAS A MI BLOG )

Arcángel Mirón said...

Para que veas que uno nunca sabe, y que escupir al cielo puede ser un error.

:)

tan versátil como acústica said...

el final me deja pensando en diferentes opciones, va, trato.

eSadElBlOg said...

carlota, gracias, pero a mi me parece que es verdad, que hay quien hace de las palabras caricias, y este parece que es una de esas personas.

nosurrender, yo ando pensando en comprarme una, me encantaba dibujar con tiza (bueno solo si no era que me habian sacado a la pizarra)

ñoco, di que si, ni futuro simple ni futuro imperfecto, aquí hay que buscar futuros pluscuamperfectos, que aunque no sepamos bien bien que son, tienen muy buena pinta.

arcangel, claro que si, a veces los finales solo son puntos y aparte.


versatil, a ver si me encuentro a estos dos en la cafetería y puedo sentarme cerca a ver como va la cosa.

eSadElBlOg said...

por cierto, que este post se debe a la queja de Carlota, a quien le pareció que el final era triste y a Luna Carmesí que hablo de la chica...

DELIRIUMTREMENDS said...

Me encantan los hombres que tienen una letra bonita, es dificil encontrarlos, siempre parece que escupen su interior a través de palabras ilegibles, te hablo por experiencia, y además, creo firmemente en que una letra bonita y clara, habla bastante de la persona.
Mi ex tenía una caligrafía horrorosa, como de pirado, y luego, fíjate, fué toda una revelación, se cumplió la profecía.
Luego conocí a otro que tenía tb letra de médico, arameo.. y mas de lo mismo. Ahora cuando conozca a alguien que me parezca vale la pena, me acuerdo de ti y las pizarras y lo pongo a escribir.
Ah, y ese negocio, por dios... que se haga con el¡¡¡¡ Dos huevos, y alma al cuento, y punto.
Un besazo, me alegro mucho de verte¡

Luna Carmesi said...

jijiji
Tabonitoooo!!!

Esta claro con este final que podemos formar una saga...
No es que yo presione ni naaa...
Pero...
Hmmm

Vale. Me encanto. Buen fin de semana!
;-)
Besitos!

jnj said...

Es cierto que hay caligrafías que de tan poco καλλι no parecen ni γραφια. No sé qué tal sea la tuya, pero lo que viaja con ella es bonito. Me gusta tu literatura.

Yo me gano la vida escribiendo en pizarras, aunque con la invasión de las TIC, todo se nos llena de "pecés", cañones proyectores y pizarras digitales. Más que profe de lite, parezco ya informático.

Un abrazo, escritora.

Don_Mingo said...
This comment has been removed by the author.
Musaranya said...

Pues me ha encantado bastante! No como secuela de la publicación anterior, sino como una historia independiente que conecta personajes presentados previamente (me encantan esas conexiones). Tengo ganas de saber más de ellos y de sus relaciones en otras situaciones. Enhorabuenas, una vez más (un final de lo más acertado también, por cierto)

P.Chincoa said...

Me gustó este relato. Veo al escritor más de almacén que de café...Pero la trama en sí tiene un punto muy original y a la vez está bien escrito.
un saludo.

El futuro bloguero said...

En cuanto al futuro, hay futuro perfecto, futuro imperfecto, futuro pluscuamperfecto y futuro Bloguero, indudablemente.

Me gusta como nueva historia, no me parece continuación, necesariamente del post anterior.


Y el servilletero chulísimo

rohit said...

you are fantastic!!!

a kiss for you, my dear friend!


god bless u dear

you are fantastic!!!

Gwynette said...

Me ha encantado el final, es abierto ! :-)
..y esta niña con padre con editorial, ya me gustaría a mi estar estar todo el santo día rodeada de libros!..si es que dios le da pan al que no tiene dientes!!! =_O

Besitos

Castigadora said...

estoy super enganchada!! Como me gustan las historias de escritores!!! Que pasara ahora?

besosss

martin said...

Cuánto está durando esté café... gensanta

nancicomansi said...

Uy..no me fijaré yo en la letra de la gente...
Es el mejor retrato personal que uno mismo se hace sin darse cuenta.
Y por lo visto puede llegar a casi enamorar.
Caligrafía, le llaman ;)

Madame Vaudeville said...

Me ha encantado tu historia de café. Y la anterior, y cómo se entrelazan y a la vez tienen vida propia. Un besito. He vuelto (estoy volviendo) al cabaret. MUA!

Don_Mingo said...

Jue, que felomenán!! Para cuando actualizaciones?

Tristancio said...

Me ha gustao, y mira que soy adicto a los finales tristes (ya se sabe), pero reencontrarme con este personaje (y contigo), después de un tiempo en que me he perdido, ha sido más que grato, y al parecer, sí estamos pa' sueños e ilusiones.

Abrazo.-

Zebedeo said...

Está claro que él tiene mucha pluma... de escribir, y ella lo captó enseguida. Ahora veremos si apuesta por un escritor (que todavía no lo es) totalmente desconocido, y también veremos si hunde la empresa familiar o aumenta sus beneficios. ¿Que pasará? No dejen de sintonizar este canal, lo sabremos en el próximo capítulo ;)