11 September, 2008

VOLVER - o de como un bonito recuerdo se convierte en una desapacible obsesión

Foto de Nicola Hardy. A door to Heaven. En Google Maps (Formentera).
Dicen que si tiras una moneda a la Fontana de Trevi, te aseguras de que volverás a Roma. Suena bien, pero yo conozco una isla, a ratos desierta, en la que no hace falta tirar nada para que la idea de volver se convierta en un deseo obsesivo que tiñe de color turquesa los ratos muertos. Como éste. Solo hace falta ver una puesta de sol o encontrar la roca en la que encaja perfectamente tu cuerpo, o buscar tu sombra entre los peces del fondo del mar. Cuando al borde de uno de sus alcantilados miras a tu alrededor, sientes que te han quitado unas gafas invisibles, pero sucias, que te debieron poner nada más nacer y que te impedían percibir la luz real. Descubres toda una gama de azules y verdes, turquesas y esmeraldas que no contiene ninguna rueda cromática, que nada, que no sea la propia memoria, puede reproducir. Después te concentras en el silencio de la isla. Es un silencio sonoro, roto por un murmullo de olas suaves o por algún pájaro viajero, que seguro, se lo piensa dos veces antes de continuar su viaje. Cuentan que fue un paraíso hippy. Es un paraíso hippy. Sin hippies y sin drogas. Llegas y a los dos minutos de poner los pies en el tierra firma, eres libre. Nada importa, tan solo el próximi rincón en que sentarte y mirar el espectáculo inmóvil. No hay marihuana que despierte, ¿o relaje? los sentidos como el agua de esta isla. Puede hasta con el amaneramiento pijo de los que llegan en yate de 30 m de eslora que solo pisar en la isla se asalvajan un poco, y tan solo algunos niñatos pijos italianos se mantienen al margen y conservan intacto el look conjuntado y patetico-glamouroso que los caracteriza. Y ahí, sentado, en un embarcadero de madera abandonado, o a los pies de un faro, o en una roca asomada al vacia, o tras una duna de arena, te cae la oscuridad más ligeras. Algunos afortunados ven la lluvia de estrellas de agosto. Sin ningún obstáculo, las estrellas llueven sobre la isla plana, cada una con su deseo, por todas partes deseos cayendo...
El segundo día , descubres que te molesta el bañador aunque una semana antes te hayas manifestado en contra de las playas nudistas. Necesitas sentir la isla en cada poro de tu piel. Ya no eres el mismo que llegaste. El tercero, algunos pueden leer, pero solo libros especiales, de los que se saborean pagina a página y no se olvidan.
A esas alturas empiezas a descubrir la otra isla. Las lagartijas verdes. Las orquideas. Las cisternas que llevan agua dulce a las casas. El licor de hierbas. Los marcos pintados de azul. Los mercadillos... Si no te vas enseguida no querrás irte, y los isleños avisan que la isla es otra en invierno, que le mar te incomunica, que el viento te azota hasta volverte loco, y que la oscuridad pesa más que en otros sitios.
Nunca me he quedado, y hace mucho que no he vuelto, pero trato de imaginar el humo saliendo por las chimeneas y la cara del viento estrellandose contra una ventana, y no se, igual si vuelvo... El video es "prestado" de youtube, pero ese color es de la isla. Más y mejor en la película Lucia y el Sexo de Julio Medem mediante el cuento que escribe su protagonista, y como no, en la isla.

20 comments:

Carlota said...

hija de verdad.. qué belleza, qué envidia, qué todo... si antes tenía ganas de conocerla, ahora aún más, de las Baleares sólo conozco Menorca, pero esta la has descrito de tal manera... y luego el vídeo.. lo he vivido... y esa gama de azules..ainss... yo quiero! Un besuco, preciosa.

Luna Carmesi said...

Tengo una amiga enamorada de esa isla...

Gracias por este vuelo por ella...

Por cierto...
Cuidado con el 'Sindrome del paraiso perdido'...

;-)

Muack!

Arcángel Mirón said...

La única isla adictiva que conozco es la de Lost. Pero ahora quiero sumarle tu isla, esta isla. Para que la huída tenga un destino fijo.

Anonymous said...

Yo también me sentí libre en esa isla, sentí la brisa rompiendo contra mi cuerpo y esas olas turquesas envolviendome. Cierro los ojos y puedo verla, sentirla. Algún día me gustaría volver y quedarme allí hasta formar parte de ella. Cristineta.

El futuro bloguero said...

Qué ganas da esa foto.

Yo he estado dos veces en formentera, las dos veces fui navegando desde altea, y siempre, al llegar, es la tierra, el azul, las motos de alquiler, ir hasta el faro, buscar la gruta, en fin...

Ganas de volver.

Bonito recuerdo.

Ya toca? Si, habrá que hacer por ir, el verano que viene.

Besos

Paços de Audiência said...

Demasiados recuerdos a la peli de Medem.

Tristancio said...

Casi que es una isla donde hasta vale la pena naufragar... así como la describes.

Una amiga catalana (gran amiga), me habló hace poco de la isla cuando le comenté sobre mis deseos de conocer Menorca: "Formentera, debes conocer Fomentera..." y claro, entre tú y ella que me han puesto unas ganas de viajar. Y con lo lejos que estoy... En fin, no pierdo la esperanza.

Abrazo.-

NoSurrender said...

Es una isla presiosa, sí. Tengo ganar de volver a sentir el tiempo parándose con la luz del atardecer.

Qué envidia! ;)

eSadElBlOg said...

carlota, no te puedes imaginar los colores...

luna carmesi es que la isla enamora

arcangel, y no te desorientes, mantén el rumbo

cristineta, esa isla deja una huella imborrable

futblog ¿y encontraste la gruta?? yo no

paços, de hecho cuando vi la peli, me sorprendí de como medem capta la atmósfera. En el dvd él habla de lo que va sintiendo a l llegar, y es algo que siente todo el mundo, por que es una isla muy especial.

tristancio, es un buen sitio para naufragar, haz caso a tu amiga y si puedes...

nosurrender, si, que envidia ¿verdad? a mi me da urticaria cada vez que alguien me dice que va a pasar unos dias en MI isla...

Castigadora said...

Ha sido super refrescante leerte hoy. Con el calor que pasé me vino de perlas!!
Que lugar tan hermoso

Besos

tan versátil como acústica said...

¡uy! me quiero ir a la isla.


o por lo menos a buenos aires.

Ñoco Le Bolo said...

Lo primero... reconocer que has salido muy bien en el video. ¡Nadas rápido! ¿no?. Pero no queda claro si estás volviendo o marchando. Espero la segunda parte del video, cuando sales. Supongo que habrá un letrero que ponga Isla o Península.
Estaré esperando a verte salir... para salir de dudas, claro.

Musaranya said...

No quería ponerme moñas, pero debo reconocer que el texto me ha parecido indescriptiblemente hermoso... (si se me permite, no acompañan las horrísonos graznidos de Chavela, ya brilla por sí solo)

Comandante Tomatito said...

yo os puedo decir que formentera para mi es la mejor isla para descansar y tomar el sol, no hace falta ir a cuba, republica, etccc.., yo he ido durante quince años seguidos a esta preciosa isla, nunca me he cansado de ella todo lo contrario miro el calendario cuanto me queda para el proximo verano, os aseguro que vale la pena, hay rincones muy bonitos....
un besote super grande engra!!!

chuliMa said...

Que agradable es acudir a los bonitos recuerdos..

Venga niña, a poner una hucha y a viajar prontico.

Beshitoss

Pi said...

JO, ni un reportaje de viajes, querida. Esto es vender un destino como Dios manda, quiero ir. Y tal vez esa mezcla de los últimos días del invierno y la luz de la primavera sea espectacular por allí, ¿no?
(¡maldita crisiiiiisssss!!!!)

Stultifer said...

Después de un minucioso estudio, STULTIFER te otorga el prestigioso galardón al MEJOR BLOG DEL DÍA correspondiente al domingo 19 de octubre de 2008 en No sin mi
cámara
por los contenidos y matices. Visitanos y comenta con nosotros. Saludos cordiales.
Vamos, que nos ha gustado mucho y hemos querido acercarnos a ti.
Puedes colgar el Premio voluntariamente en tu blog.
Ya formas parte de la Orden del Stultifer de Oro.

Oliver said...

Hola Nancy, soy Oliver, un escorpio al que le gusta dibujar y le interesa todo lo relacionado con la ilustración. Cuando leí tu perfil, creí que estaba leyendo el mío propio, je je.
Saludetes

nancicomansi said...

¡TOC,TOC!
Señorita...¿Dónde está?

Madame Vaudeville said...

Bienvenida. Qué preciosidad de imagen, de palabras... Besos.