29 November, 2007

A LA CAMA SIN CENAR

Por motivos ajenos a mi voluntad y a la de este blog, si es que la tiene, ayer escribí un cuento de Navidad que no era más que un Pesebre en el que la panadera envenena a un perro, hambriento escondiendo una especie de haba en un Tortell de Reis. Eso pasaba tambien por motivos ajenos a mi voluntad. A mi me gustan los perros y el resto de animales (bueno las cucarachas no, no se por que, es más si me encuentro una, siempre agradezco que haya alguien capaz de pisarla, que contradicción) y no soporto a la gente que los maltrata. Hoy yo he estado a punto de matarla. Decididamente es la oveja negra de la familia.
Coño, que igual se estaba cansando de tanta melancolía y tanta puñeta, pero estos vinilos no contaban, que son más viejos que yo. Joder que se ha cargado el My generation de los WHO. ¡Que le podía haber dado por los CD! Y yo que hoy venía dispuesta a seguir con COBARDIA 2 para ver si puedo empezar pronto con MANIOBRAS (no se bien de que tipo) me encuentro ni más ni menos que con el fin de my generation.

8 comments:

carlota said...

Bufff! una vez mi cuñado le dejó a mi hermana un disco de Los who, Quadrophenia, al que él tenía especialmente cariño, pues se lo regaló un colega que luego palmó, y no se me ocurrió que bajarlo al bareto al que íbamos a tomar las copas, para que me lo pusiesen allí. Fuí al baño...y cuando salí se lo habían llevado. Imagina el disgusto de mi hermana, de mi cuñado, y mio, claro. Encima no había manera de encontrar ese disco por ningún sitio. Al final me lo encontraron en Londres, pero claro...jeje..el recuerdo sentimental...como no fuese el de su cuñada, a la que casi mata (osease la menda). Así que entiendo tu disgusto. Yo conservo mis vinilos, y hasta los de mi madre. Un besito...lo siento.

Elsur said...

no quiero contarte lo que me encuantro yo cuando llego a casa...es indescriptible

Arcángel Mirón said...

Ay, cómo te entiendo!! Cuando era más chico, mi Pepo optaba por jugar con los cables. Cables del televisor, de la heladera, etc. Un amor.

sr Miyagi said...

Seguro que la Kenia estaba bebida, ya sabes de su adicción... Perdonala, a lo mejor a ella no le gustaba ese disco. Los perros piensan a veces cosas raras...

Castigadora said...

Tomo represalias!!! jejejeje lo mismo es que le pareció que era pirata y es contraria a la piratería jejeje

Pobre lo mismo solo llamaba la atención!!

Siento lo del Disco, una pena

Anonymous said...

:-S
Que desastre lo del vinilo!!!

Y tambien que curioso, apenas una hora estaba viendo the Who en youtube, navegando me encontre con una version live de BAba oriley, y ahora me encuentro las fotos del incidente en tu entrada...

Que le vamos hacer...
:-/

El futuro bloguero said...

Dios mío qué dolor. Ese single de My generation...

Fuerza, animo. No sé que decir. Me ha dolido a mi también.

Un abrazo

Ñoco Le Bolo said...

Who...
pasará a formar parte de los paraisos perdidos.
Pues a disfrutar de la esperanza. Y inventaremos la recuperación del tiempo y el espacio. Entonces, todo volverá.