12 November, 2007

MI TIEMPO Y YO.

Bienvenidos al Hotel de Mil Estrellas. A salvo del timbrazo que rompe la noche anunciando una nueva jornada laboral. Acaricio piedras en lugar de teclas y se han replegado esas membranas invisibles que han crecido entre mis dedos para dar cobijjo al ratón. Creo tener la mente en blanco y en realidad el torbellino es tal que ninguna imagen o idea tiene identidad. Pese a mi inquietud me creo tranquila.

Mi mirada ha quedado atrapada en esa silueta blanca y absurda que se dibuja en mi muñeca a pesar de que hace años que no llevo reloj. No tengo ninguna prisa y sin embargo busco en mi muñeca esas agujas que organizan mis días. ¿es mi tiempo quién me sigue a mí o yo quién sigo a mi tiempo?.

Ahí seguimos, juntos a veces, persiguiéndonos otras, avanzando sin descanso.

10 comments:

sr Miyagi said...

Con gusto me pasaría un tiempecito en ese Hotel... Aunque solo fueran unas cuantas "flores horarias"
¡Besos de Momo!
PD. Qué honor que mi comentario sea el primero :)

DELIRIUMTREMENDS said...

Ese hotel tiene una pinta estupenda para perderse... y respecto al reloj... yo tpoco llevo, me parece que ya el tiempo nos presiona bastante, y pasa demasiado deprisa, cómo para encima ponerle máquina contadora en la muñeca...
Luego están los malos ratos esos... en los que las agujas parece que murieron, y el tiempo se detiene...
Es cruel, no lleves reloj... es cruel...
BSAZOS, me alegro de verte de nuevo, que venía y pensaba que igual te pasaba algo, ó te estaban dando la lata en el trabajo, o dónde fueran, me alegro mucho de verte entera¡

Ruvias Intelijentes said...

porfabor... para acer una reserba??

(que miedito nos a dao lo de la marca del reloj despues de anyos sin reloj)

carlota said...

Pues yo también me apunto a ese hotel...por tiempo indefinido...ainsss, que allí no lo hay, no??? Te diré, Esa, que yo si llevo reloj, el cual, para lo único que me lo quito, es para mi clase de yoga...digamos que mi profe sutilmente nos sugiere que nos lo quitemos...si no, ni para ducharme...Pero me gustó mucho tu idea. Besos.

Ñoco Le Bolo said...

Siguiéndonos el uno al otro...
No me importa ir delante si él (ella) viene detrás, o ir detrás si é (ella) va delante pero, mejor, al lado.
Sí, al lado. Y juntos remataremos la faena. Juntos nos extinguiremos.

Castigadora said...

Vaya no se podía haber expresado mejor.

El tiempo siempre corre delante de nosotros y tratamos de atraparlo, pero se las sabe todas y sólo reduce la marcha para hacernos creer que lo conseguiremos, después vuelve a alejarse.

Realmente me encantó este post

Muchos Besos!

Pasitos de bebe said...

Por favor una habitación suite para mi!! Yo hace dos años que no llevo reloj, pero lo peor es que miro el móvil cada dos por tres...brrr...atrapada por el tiempo?? pues como casi todos...creo, ahora is puedes permitirtelo no lo lleves
Un beso atemporal!!

eSadElBlOg said...

sr miyagi, conoces a Momo?? Tengo unas ganas locas de volver a leer ese libro pero lo presté hace 200 años o flores. Siempre me acuerdo de -no meacuerdodelnombre- barriendo la calle...y de los hombres grises, of course.

deliriumtremends: bueno del trabajo mejor no hablo, pero sobretodo es que tenía muchos blogs que leer y poco que contar...

ruvis vosotras decid que vaís de mi parte que os prepararan unas estrellas fugaces y una luna llena pa vosotras solitas

eSadElBlOg said...

carlota, tranquila que en es hotel el tiempo no se define. No me extraña que el profe te haga quitar el reloj, la clase medio en trance y de repente un pipipi...no pega, si acaso un politono new age...

noco le bolo, así me gusta al grano, rematando faenas.

castigadora, pues si, el tiempo es un gran farsante. Gracias.

pasitos de bebe: tienes reservada la suite. Una pregunta, no será que miras tanto el móvil por que en realidad no te importa la hora que es y no pones atención? A mi me pasa.

Luna Carmesi said...

Hmm los relojes persiguen...
Los Moviles tambien...pienso...
:-S