12 March, 2008

A ESTE PASO EL DEMONIO ACABA EN PELOTAS. Y YO, LOCA.

Sin querer estoy trabajando en una historia que no se si será una novela, una obra de teatro, un guión de teleserie o qué. La protagonista, obviamente, soy yo.

confusion_mono

Me inscribo a una oferta en una empresa de selección. Me llaman. No es para la oferta a la que yo me inscribí. Es para otras dos que según el consultor me encajan. Parece que estoy destinada al mundo de la moda.

Una la descarto de saque por el sueldo. La otra parece interesante. Me da pistas de la marca: por tipo de ropa y por situación de oficinas está muy cerca de la mía. Me da alguna pista. Yo no caigo. No estoy muy puesta en el tema moda (que no se entere nadie que no leo el Vogue). Me describe el puesto. Hace preguntas sospechosamente interesadas y detalladas sobre mi actual trabajo, salgo como puedo sin mencionar el tema papel de WC ni psicopatías diversas. Le gusto. Me llamará.

Lo comento con las chicas de la ofi. (las que quedan) (nos pasamos las ofertas y coordinamos escaqueos para entrevistas). Intuímos que marca puede ser.

Por la tarde el mismo consultor cita a una compañera apuntada para otra oferta en la misma consultorá. Ella va a la entrevista al día siguiente. Le confirman la marca. Le hace aún más preguntas acerca de mi marca. Directamente dice "¿que pasa con xxxxx? Pregunta tambien si el jefe sigi¡ue siendo este, como se llama, tal , y dice tal con tono de "ese lerdo?" Le gusta la llamará.

Llama a una tercera de la ofi. que está inscrita en la base de datos desde hace días. Esta le dice que ya no está interesada que ya tiene un nuevo trabajo y empieza dentro de dos días.

Hasta aquí unas cuantas coincidencias, la empresa que tiene la vacante, tiene unas oficinas en el mismo edificio que mi despacho. Hemos hecho bromas acerca de dejar un CV. Hacemos un par de averiguaciones, en este sector la gente es muy poco discreta y muy inocente, así que enseguida encontramos a alguien que nos confirma lo que habíamos oído. No hace falta ni interrogar al portero que es colega y está muy preocupado, cada día nos pregunta si volvemos al día siguiente. Yo ya le he dicho que cualquier día me largo a comprar tabaco.

El jefe de esa empresa está como una chota y es del palo lerdo (aunque en este caso es buen profesional).

Pero es que además, allí trabaja una chica que pasó por mi empresa y la chutaron sin que le diera tiempo a salir en la foto. Tuvo marrones con todo el mundo. El problema es que entraba apadrinada por un jefe, y éste trató de colocarla como jefecilla a la semana, pese a que no sabía hacer la o con un canuto y era emocionalmente inestable (cosa que en mi curro es muuuuuuy malo). A su "padrino" lo echaron en una especie de redada oscura de "asuntos internos". Le pusieron un detective. Estaban liados y ella pasaba información de estranquis. Poco después la echaron a ella tambien (con 3 minutos de preaviso).

Cabía la posibilidad de que la hubieran echado del otro curro tambien,por que es mala de las dos formas, pero no, sutilmente, siempre sutilmente, he averiguado que sigue currando allí. Eso no hace muy apetecible la escena de bienvenida.

Mi compi (de compañera o de competencia, ahora mismo no se) ha decidido que el trabajo no le mola por que ella tuvo muy mal rollo con la otra. A mi no me mola por que paso del tema moda high level mientras no la pueda pagar yo yendo de compras y por que paso de meterme en otro embolao como el que tengo ahora.

El resto de chicas de la oficina cree que una de las dos va de farol y que una de las dos cogemos el curro, por que la marca es muy chula y el curro, aparte de todo lo dicho, igual tambien. Apuestan en nuestra cara por cual es la favorita (tengo que decir que puedo ser yo, básicamente por ser "más madura", y puedo no ser yo básicamente por ser "más madura"). La situación es realmente ¿divertida?

Esta semana le presentan las candidaturas al posible jefe. El señor va a flipar, entre otras cosas por que nos debe conocer de vista de vernos fumar en la puerta.

Hay una parte de mi que me lleva a llamar al tio y decirle, "mira, que no me interesa" y volcarme en las otras ¡¡24!!! ofertas en las que me he apuntado pero hay una parte de mi, que parece vivir exclusivamente del morbo y me empuja a seguir el proceso a ver como acaba el tema.

Y mientras, tratando de no cagar en el convento, que el lerdo hoy ha venido borracho y el maligno se ha encerrado un par de veces en el lavabo de chicas a hablar por teléfono muy bajito antes de desaparecer misteriosamente.

Todo, absolutamente todo lo que digo en este post es verdad.

Y podría ser bastante más largo.

10 comments:

carlota said...

hija, yo la verdad iría contentísima a ese trabajo tuyo porque otra cosa puede, pero aburrirte no te aburres, y encima nos entretienes un montón con las historias del lerdo, el maligno hablando bajito por el movil (ya nos has dejado intrigados para el próximo capítulo ;)), que si acabarás trabajando ahí en tu mismo edificio, si el portero recoge las colillas que le tiraís al suelo... bueno, eso no lo has contado. Besos.

Ñoco Le Bolo said...

Continuaré atento a esta novela por entregas pero, hagas lo que hagas, que tengas suerte.

eSadElBlOg said...

no no aburrirme no, ahora, ¿acaso crees que yo voy tirando las colillas a los pies del portero???
Lo del maligno en el WC no tiene nombre.

Ñoco, gracias, pero eso si espero que no se siga enredando el argumento!

GRONDY said...

¡Darle con la puerta en las narices al jefe!....!y trabajar en la puerta de enfrente¡....uhhmmm...morboso. Estaria bien.

Castigadora said...

Esto es más un capitulo de telenovela que un curro no? Menuda teneis liada en esa oficina. Estoy con Carlota aburrirte lo que se dice aburrirte en ese curro no.

Saludos

pcbcarp said...

La verdad es que la realidad siempre supera a la ficción, en especial si los guionistas tienen una edad existencial de unos 14 años, como suele ocurrir. Ya nos contarás cómo sigue el culebrón.

sr Miyagi said...

Ciertamente, reality bites...

Mandarina azul said...

Qué de intrigas, Esadelblog...
Yo también seguiría en el proceso hasta el final... además, supongo que para decir que no, aunque sea en el último momento, siempre estás a tiempo... ¿no?

Pase lo que pase, que sea lo mejor para ti. Mucha suerte.

Un superabrazo, niña. :)

Antihéroe said...

Ésto son aventuras y lo demás historias tontas :P
¡Suerte! Y besos :)

Luna Carmesi said...

Cuando se edita tu autobiografia??

;-)