01 March, 2008

LA MEJOR EXCUSA PARA NO DEJAR DE FUMAR

Además del Love Post Project, uno de mis proyectos olvidados, es aquello de dejar de fumar. Tema espinoso. En realidad no es un asunto olvidado, día si y día no pienso en ello, pero al momento enciendo un cigarro. Siempre ando buscando razones para dejar de fumar y el momento adecuado. No voy a discutir ninguna razón, están más que probadas. Y los momentos, todos son igual de malos.

Tampoco voy a hablar, mucho, de un estanquero con el que coqueteo (como me gusta esa palabra) algunos miércoles que paso por delante de su estanco y, por casualidad, siempre he olvidado el tabaco en la oficina.

Voy a hablar de mi primer Beso. Sin duda el más dulce, el que mejor recuerdo (pese a que casi ya no recuerdo el último). El que más emociones contenía. Y me supo a tabaco.

Yo era ya bastante tontita aunque me quedaba aún mucho por aprender. A lo había conocido en una fiesta de instituto. Yo había acabado de cumplir 15 años. El era amigo de un chico de mi clase. Ellos eran tres, inseparables. Chulitos, guapos, con ese punto gamberro que nos volvía (vuelve) locas a todas. Tres joyitas. El bueno, el feo y el malo (pero guapísimo). El mío, supuestamente era el bueno, algo más tímido, que no es mucho decir, con más cara de niño y ni asomo de barba.

Me puse a temblar en el momento en que nos presentaron. Y a él debió pasarle algo igual. Nos quedamos embobados tartamudeando frases incoherentes. Nos sentamos en unas sillas de madera y nos pusimos a hablar de tonterías intercalando risitas nerviosas. Al rato nos cogimos de la mano y de vez en cuando nos atrevíamos a mirarnos a los ojos y nos reíamos por que no sabíamos que hacer. Aquella fue la primera vez que me enamoré y durante unos cuantos días estuve flotando con una sonrisa boba y llamando a mis amigas cada media hora. "¿crees que le gusto? ¿Qué hago? ¿crees que iría en serio?"

El lunes cuando llegue al insti., me dijeron que se había enamorado de mi. Yo traté de hacerme la dura, pero todavía no sabía como hacerlo, y a los pocos días en todas las puertas de los lavabos, en todas las mesas de mi clase, en mi carpeta, en la suela de mis Nike… aparecieron unas siglas extrañas, en clave sospechosa. Pasaron los meses, de vez en cuando coincidíamos, cruzábamos miradas furtivas con cara de pena pero no nos acercábamos el uno al otro. Nuestro amigo común trataba de facilitarnos las cosas a base de mensajitos y bromitas pero eso solo nos volvía más vergonzosos.

Al final, un día quedamos. Al rebufo der grupo. El malo de ellos y la mala de nosotras “salían” juntos, y claro, los amigos acompañábamos. No teníamos móviles asíq ue había que quedar en un lugar exacto a la hora exacta con una semana de antelación. Aquello sumaba incertidumbre y estabas toda la semana pregubntandote si aparecería o no.

Apareció/eron.

Fuímos todos a un parque y nos sentamos como hacen (o hacíamos) los grupos de quinceañeros y los jubilados. Después de las tonterias y las indirectas de rigor me pidió que le acompañara a no se donde, yo, por supuesto fuí y, conmigo vinieron un millón de gusanillos instalados en mi barriga. De repente se paró, me cogió las manos y me besó. áquel fue mi primer beso. Yo estaba asustada, pero tremendamente feliz. Flotaba. Fue un beso bonito, largo e inexperto. El fumaba, yo no, y su beso sabía a tabaco.

Me pidió “para salir”. Pasé toda la semana pensando que tenía que hacer cuando lo viera. Pregunté a todas mis amigas: ¿qué hago cuándo lo vea?, ¿le doy dos besos, un besito, un beso de película? Hubo un debate sin acuerdo al respecto. Al final cuando nos vimos, no nos dijimos nada y no volvimos a hablar en mucho tiempo. Me dijeron que aquel día se emborrachó. Yo lloré.

Ahí quedó todo. Nunca fuimos capaces de llamarnos por teléfono y solucionar aquel estropicio. Me lo he encontrado un par de veces a lo largo de los años, siempre en los momentos más inseperados. Cuando lo veo no puedo evitar ruborizarme y ponerme a temblar. Creo que a él le pasa algo parecido. Como si volviéramos a tener 15 años.

15 años después, mi prima salió con el guapo del grupo y así, 15 años después me enteré de que una noche, mi primer gran amor, se había “tatuado” en un brazo una “E” con un cristal roto. al oírlo sentí una mezcla de ternura y de rabía. No sabía si reir o llorar, así que encendí un cigarrillo, como hubiera hecho cualquier fumador, solo que a mi, me supo a beso.

25 comments:

sr Miyagi said...

Qué chulo. Muy bueno como lo describes todo. Creo que a todos más o menos nos ha pasado parecido. ¿Crees que será una "E" de EsaDelBlog?

Antihéroe said...

pero qué final más wai! Coincido con Sr. Miyagi, será una E de Esadelblog? x'DD Mi primer beso no fue con sabor a tabaco... pero el segundo sí. Y joder, deja de fumar de una puta vez :)

carlota said...

Con ese final, te quedó redondo... entre la canción y la historia... bufff!!! me hiciste recordar cuando quedábamos todos los de la pandilla, es verdad, con tiempo de antelación en un sitio concreto (la oficina de Correos) y si alguien llegaba tarde, se le dejaba una nota en un tiesto de la calle... también me hiciste recordar lo que mi primer amor hizo y me enteré después de unos años, ja! y por supuesto, el primer beso, aunque en mi caso sin sabor a tabaco :) Me encantó. Qué bueno lo del tatuaje...

Arcángel Mirón said...

Qué pedazo de historia, mujer.

Es muy tarde ya? No podés volver a besarlo?

by Alex said...

¡¡Que tierno!!....¡¡que romantico!!.....¡¡que real!!...
"Santa inocencia"...cuantas cosas buenas se pierden por falta de experiencia....por cobardía....por miedo...Me ha encantado, chiqui.
Otra cosa que me ha gustado mucho es esa palabra...."coqueteo"...es la sal de la vida....y que bien lo sabeis hacer las chicas....jajaja

eSadElBlOg said...

sr miyagi según me dijeron era una E, si de esa del blog ;)

antiheroe, a mi me hubiera gustado otro final ja ja lo de dejar de fumar bffff

carlota, es bonita la canción verdad? creo que se emntiende, pero ahora pongo una traduccion. Si nosotros tambien dejabamos notas o mensajes a la Sra. Maria del kiosko de chuiches "oiga si ve a un chico esperando dígale que ..."

arcángel, pues hace mucho que no lo vo, pero creo que no me importaria

by alex vamos que vosotros no coqueteais no? vosotros flirteais? conquistais? ja ja

eSadElBlOg said...

Ella me quiso tanto...
yo aún sigo enamorado.
Juntos atravesamos
nostalgias del pasado.

Ella, cómo os diría...
era mi luz y mi razón,
cuando en la lumbre ardían
sólo palabras de amor...

Palabras de amor sencillas y tiernas.
que echamos al vuelo por primera vez,
apenas tuvimos tiempo de aprenderlas
recién despertábamos de la niñez.

Nos bastaban esas tres frases hechas
que entonaba aquel trasnochado galán
de historias de amor, sueños de poetas,
a los quince años no se saben más.
...
Ella qui sap on és,
ella qui sap on para.
La vaig perdre i mai més
he tornat a trobar-la.

Però sovint en fer-se fosc,
de lluny m'arriba una cançó.
Velles notes, vells acords,
velles paraules d'amor...

Paraules d'amor senzilles i tendres.
No en sabíem més, teníem quinze anys.
No havíem tingut massa temps per aprende'n,
tot just despertàvem del son dels infants.

En teníem prou amb tres frases fetes
que havíem après d'antics comediants.
D'histories d'amor, somnis de poetes,
no en sabíem més, teníem quinze anys...

las ruvis said...

ualaaaaaaaaaa

pareze una canzion!!!

vesissss (los de oi, pelin enbidiosos)

Misántropo said...

¡Qué bonito!

Pero no confundamos el sabor a éso, con el sabor a tabaco. O sí.

La verdad es que poner de ejemplo al Serrat no sé si es bueno o es...mejor.

Pero no me hagas caso. Yo hace cuatro meses que no fumo. De nuevo.

Me ha encantado tu historia. Un beso. Con sabor a eucaliptuussss.

carlota said...

Gracias por la traducción... vuelvo a escucharla. :)

Pi said...

Ayyy, por lo menos tú pudiste besar a tu amor de los 15, el mío "se me declaró" 17 años después, cuando ya es tarde, y cuando escribí un post donde hablaba precisamente de él. Mi Andrés me correspondía en aquellos tiempos, y me dijo en estos que yo le gustaba porque era poco convencional... Muy Juno todo, jejejejej.
Ay, los primeros besos...

El futuro bloguero said...

Un pitillito a su salud. Claro que sí. Y luego, a volver a proponerte dejarlo... (el tabaco)

El Responsable said...

Líate de una puta vez con él y deja el tabaco, verás como sales ganando.

Castigadora said...

No me esperaba ese final. Cuando pasa el tiempo lo deja todo en su sitio dicen no? Yo soy de la opinión de Arcangel, cerremos la historia de verdad y que haya un nuevo besooo

Saludos!

PD Lo de dejar de fumar también sería un gran final

Ñoco Le Bolo said...

Habría que hablar con él. ¿Se habrá tatuado más letras? ¿habrá dejado de fumar? ¿y de beber? ¿Tendrá todavía el corazón roto?
¿Y si tuviera un blog? Habrá que investigar, quizás estará contando su versión de aquel beso. Sería bonito juntar esas dos versiones.
Si me entero de algo, te lo cuento.

nancicomansi said...

Pero que ternuraaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!! dudo mucho de que las niñas de quince años de ahora se manejen tan "delicadamente" en estos asuntos...y es una pena.
Que quieres que te diga...esa inocencia es preciosa, la demora, los detalles de los signos que se emiten timidamente, ese coqueteo tan sutíl, ese "intuir" y después tener la certeza...
Aichssssss!!!
Que añoranza.

¿el fumaR? quizás algún día simplemente te canses, cuando menos vueltas le des al tema, quizás...
De momento, disfruta del coqueteo (si es chula la palabra, si...)con "tu" estanquero...

Luna Carmesi said...

Me ha encantado este recuerdo...
Tienes un toque de narradora de novela negra... no sé porque lo digo... Tal vez el tema del cigarro... jejeje

by Alex said...

Claro que si, preciosa.....me encanta coquetear....pero reconozco que los tios somos mas torpes....¿O tal vez me equivoco?..
Siempre he pensado que la coquetería femenina es innata....en cambio el hombre necesita un "aprendizaje" muy largo....jajajaja

ciclotimico said...

Últimamente estas que te sales!! Yo también llegué a tatuarme (con una gillete) una E en uno de mis hombros. El pasó del tiempo la difuminó pero conservo con dulzura su nombre y tres días de adolescente pasión.

eSadElBlOg said...

ruvis, aiññss es que era tan mono...

misántropo, si si, pero se te ocurre mejor excusa para no dejar de fumar?? si es que yo soy una romántica. Pero vamos, cualquier día de estos.

carlota no lo sabía pero hay 4 versiones:canta el-canta ella castellano y catalán. La verdad es que en catalán me gusta más.

joder pi, vaya tela. Luego voy a ver si encuentro el post

eSadElBlOg said...

futuro bloguero, si es que no tenemos remedio

el responsable: que me lie un cigarrillo y me olvide de una puta vez? si, creo que saldré ganando

castigadora: ja ja triste pero dejar de fumar es más fácil y probable que un nuevo beso

ñoco, ay que me has dejado en vilo, ¿qué te ha dicho? ¿todavía se acuerda de mi? ¿lo llamo?

eSadElBlOg said...

nancicomansi, pués si , añoranza básicamente, era todo intenso, nuevo y emocionante.

luna carmesi, novela negra? si, será el tabaco, o el fondo del blog, que tambien ayuda ;). un beso

by alez, eso igual es por que tu solo te fijas cuando coquetean las mujeres, yo desde luego conozco algunos hombres que coquetean al ritmo que respiran. Ja ja

eSadElBlOg said...

ah! luna carmesí, por cierto, mi objetivo es la novela rosa, cualquier día entraís y no reconoceis esto

eSadElBlOg said...

ciclotimico, si es que tu tambien eres un romántico. Pero con eso de "que me salgo", ...¿no me estarás llamando "salida" no?

FERNANDO SIQUIER said...

Es posible que éste artículo sea muy interesante, no lo sé porque no lo he leído aunque no lo dudo. Pero la cuestión que me lleva a comentar en su blog es lo inapropiado que es el uso de imágenes que no son de usted, que tampoco pidió permiso para utilizarlas y que ni siquiera deja una mínima reseña de su autoría.
Yo no tendría ningún inconveniente en cedérselas, pero por favor, recuérdelo para la próxima vez.
Gracias!