04 October, 2007

Demasíado tarde para volver a casa entre semana y que mañana no sea viernes. Ya casi no pasan trenes y los que vienen van casi vacios. En el arcen de enfrente unos chavales tratan de hacer malabares. Están aprendiendo pero noto como la gente que espera junto a mi les observa atenta. Hay algún momento en que todos parece que vayamos a ponernos a aplaudir. Entre pitos y flautas espero el tren desde hace 45 min. Ahí viene.

Subo al tren. Me siento. Se sienta en diagonal una figura. Alzo la vista. Dos ojos transparentes clavados en mi. Uno me ve y uno me mira. Los dos inmóviles. Los mios dan vueltas por el vagón como una mosca buscando un punto de fuga. Topan con los cristales, se suben por los respaldos, se arrastran por el suelo, descansan en el portamaletas. Como ojos encerrados. Va vestido de blanco. Voy vestida de negro. Tiene el pelo extremadamente liso y de un rubio tan transparente como los ojos, que siguen esperando a los mios. Yo tengo el pelo rizado y de un castaño huidizo como mis ojos, que siguen dando bandazos por el tren sion encontrar donde apoyarse.

Lleva una guitarra y sostiene un libro abierto que no lee. Los ojos no se han movido y no se apartan cuando los mios pasan por delante como por alguna razon se hace en el tren o en el autobús. Noto tensión en mi cara pero no consigo descifrar mi gesto.

Busco refugio en mi reflejo en el cristal. Pero ahí tambien encuentro esa mirada. Miro al suelo que siempre funciona. El va de blano. Yo voy de negro. Bambas rojas como de correr. Unos zapatos rojos como de bailar.

El tren llega a la estación. Me bajo. Se baja. Los tacones hacen ruído al andar. Las bambas son silenciosas. La figura blanca se diluye bajo la luz de las farolas. La figura negra se camufla en la oscuridad.

Se aleja el taconeo.

De lejos oigo una risa. Ahora estoy segura. Era mi alterego, que toca muy bien la guitarra y le gusta tomarme el pelo.

2 comments:

nancicomansi said...

Ja, ja, ja...y yo que pensaba que era un extraterrestre de esos rubicundos y larguiruchos...

MANDALAS POEMAS said...

Hola, aquí visitando y deleitandome con tu blog.
Te invito muy cordialmenta a que visites el mio: www.mandalaspoemas.blogspot.com

Un abrazo,


Víctor