24 July, 2007

“Se que nuestras vidas están hechas de pequeñas indiferencias. De retazos de pequeñeces con las cuales nos contamos un cuento.

Que lo años corren sin sentido desbocados en la penumbra de los tiempos y a eso lo llamamos nuestra vida.

Hasta que se cuela una rendija de luz y, no sabes como, el Sol está dentro de tu casa”

Antonio Skármeta. La chica del Trombón

1 comment:

Arcángel Mirón said...

Qué lindo relato. Muy melancólico.