25 July, 2007

A mí del desierto me atraía el silencio.
Y me costaba creer que esa voz chillona que desde tras una duna cercana decía "mamá, que te llamo desde el desierto, que si, que hay cobertura de Movistar" fuera real.

1 comment:

mandarina azul said...

Jaja... genial, sin causa. Se me ha escapado una carcajada al leerte. Bueno, tampoco me he resistido a ello.

¡Un abrazo! Me alegra volverte a leer.